En foto del lunes 22 de junio del 2020 una aeronave con una pancarta con la frase "White Lives Matter Burnley" sobrevuela el estadio Etihad de Manchester durante el partido de la Liga Premier entre Manchester City y Burnley.

Burnley — La policía investigaba un incidente en el que una avioneta desplegó una pancarta el lunes con la leyenda “White Lives Matter Burnley” en medio de un partido de la Liga Premier inglesa, incidente que ha sido repudiado por futbolistas políticos y líderes anti-discriminación.

La aeronave fue vista momentos después de que jugadores y entrenadores del Manchester City y Burnley se ahincaron antes del inicio en el duelo en apoyo al movimiento Black Lives Matter. La avioneta sobrevoló el estadio Etihad del City durante varios minutos.

Se desconoce la identidad de los responsables de la maniobra pero los medios británicos reportaron que la avioneta es operada por la compañía Air Ads, que tiene como base el aeropuerto de Blackpool en el norte de Inglaterra —a 64 kilómetros de Burnley.

El aeropuerto indicó que suspenderá las operaciones de arrastre de pancartas de manera inmediata, asegurando que estaban “indignados" por el incidente.

El superintendente encargado de la policía en el condado de Lancashire dijo que las autoridades tratar de establecer las circunstancias que rodean al incidente.

“Entonces estaremos en posición de evaluar si se perpetró un acto criminal”, indicó.

El capitán del Burnley Ben Mee y sus compañeros condenaron rápidamente a los responsables de la pancarta y dijeron que apoyan completamente al movimiento Black Lives Matter que adquirió popularidad en todo el mundo tras la muerte de George Floyd en Estados Unidos el mes pasado.

En un nuevo comunicado, publicado el martes, el Burnley recalcó que el mantra general y vigente del equipo es “One Club for All (Un Club para todos)”.

“Aunque naturalmente consideramos que todas las vidas importan, queremos ser claro que el movimiento Black Lives Matter busca superar los años de inequidad racial hacia la comunidad de raza negra, asiática y de etnias minorías y promover justicia para todos”, dijo el equipo. “Por tanto en Burnley lo apoyamos completamente y nos oponemos a cualquier cosa que al parecer desvirtúe o amanece a este mensaje positivo”.

Burnley reiteró sus intenciones de expulsar de por vida a los responsables del incidente.

El grupo anti-discriminación Kick It Out, enfatizó que el propósito del movimiento Black Lives Matter no era “restarle importancia a la vida de otras personas”.

“Es para abordar la desigualdad y subrayar que a las personas de raza negra le han negado ciertos derechos humanos sólo por el color de su piel”, reconoció Kick It Out. “Es sobre equidad. Debemos seguir apoyando el movimiento de Black Lives Matter y la lucha por la equidad en el fútbol”.

Un legislador de Burnley dijo que los responsables “no hablan en nombre de todo el pueblo”.

“La maniobra de ayer fue hecha por un grupo minoritario para ofender y provocar dolor a muchas personas de nuestra comunidad”, dijo Antony Higginbotham. “Aquellos responsables deberían estar avergonzados de su deseo de dividir”.

El incidente ocurre cuando la Liga Premier y sus equipos están apoyando una campaña contra el racismo.

Cuando reinició la temporada la semana pasada en medio de la pandemia de coronavirus, la leyenda "Black Lives Matter" reemplazó los nombres de los jugadores en la parte de atrás de las camisetas. Jugadores, entrenadores y oficiales se han hincado durante 10 segundos antes del comienzo de los primeros 12 partidos de la reanudación.

Lo repitieron antes del encuentro del Leicester y Brighton el martes, duelo con el que inició la segunda jornada de encuentros tras la vuelta de la Premier.

Iffy Onuora, el actual responsable de asuntos de igualdad de la asociación de jugadores del fútbol inglés dijo que espera que el repudio generalizado sobre la pancarta sea catalizador para promover la conversación sobre el movimiento de Black Lives Matter.

“Las palabras por si mismas no son ofensivas, es sólo el contexto. Es el rechazo de la conversación que tenemos en este momento. Eso es lo que representa”, dijo Onuora a la BBC. “Creo que la gente tiene derecho a hacerlo. Para mi son pruebas de que estas situaciones pueden llevar a algo positivo pues todo lo que se ha dicho en las 12 horas posteriores a que terminó el partido ha sido, de nuevo, un catalizador, otra conversación que se debe tener".

Onuora indicó que el fútbol inglés está en un “momento transformativo” en la lucha contra el racismo.

“Para todos hay conversaciones incómodas que necesitamos tener”, dijo. “No hay nada malo en eso, estar cómodo estando incómodo”.


💬Ver 0 comentarios