Takuma Asano, a la izquierda, emprende carrera con el balón luego de recibir un pase largo, en ruta a anotar el segundo gol de Japón en el triunfo sobre Alemania.
Takuma Asano, a la izquierda, emprende carrera con el balón luego de recibir un pase largo, en ruta a anotar el segundo gol de Japón en el triunfo sobre Alemania. (Ebrahim Noroozi)

Doha - Otra jornada del Mundial, otro batacazo.

Los suplentes Ritsu Doan y Takuma Asano perforaron las redes en la recta final del partido para que Japón le diera la vuelta al marcador y doblegara el miércoles 2-1 a Alemania en la Copa del Mundo.

Tanto Doan como Asano militan en clubes de la primera división del fútbol alemán.

“Es un momento histórico, una victoria histórica. En cuanto al desarrollo del fútbol japonés, desde la perspectiva de los jugadores, para ellos representa una enorme sorpresa”, valoró el técnico de Japón Hajime Moriyasu, quien puso a cinco futbolistas de clubes alemanes en el once titular y otros tres, incluyendo los autores de los goles, en la banca.

“Son jugadores que se han curtido en una liga de mucho despliegue físico, pareja y prestigiosa”: añadió. “Son más fuertes. En ese contexto creemos que esas divisiones (la Bundesliga y la segunda división) han contribuido al desarrollo de los jugadores japoneses. Estoy muy agradecido por ello”.

Ilkay Gündogan le había dado la ventaja a Alemania, cuatro veces campeona, con un penalti en el primer tiempo. Alemania tenía el partido controlado, pero un abrir y cerrar de ojos se derrumbó ante los suplentes de los Samurais Azules.

Doan, extremo del Friburgo, capitalizó un rebote para nivelar a los 76 minutos, luego que el arquero Manuel Neuer había rechazado un disparo de Takumi Minamino. Y Asano, del Bochum, desbordó en velocidad a Nico Schlotterbeck y batió a Neuer casi sin ángulo a los 83.

Fue el primer encuentro competitivo entre las dos naciones.

Alemania vuelve a arrancar con el pie izquierdo en un Mundial. Hace cuatro años, como campeona defensora en Rusia, cayó ante México en el debut y se despidió a las primeras de cambio.

Fue apenas la tercera vez que Alemania pierde en un debut mundialista. Aparte de la derrota contra México en 2018, los germanos también cayeron ante Argelia en 1982. En los otros estrenos, Alemania salió victoriosa en 13 partidos y empató cuatro.

El conjunto del técnico Hansi Flick ejerció una clara superioridad sobre Japón durante el envite. Pese a provocar el penal por una torpe entrada que derribó al lateral izquierdo David Raum, el portero japonés Shuichi Gonda fue la figura del partido por sus múltiples intervenciones salvadoras.

“Luchamos como equipo. Nunca bajamos los brazos”, dijo Gonda.

Un día antes, se produjo la primera gran sorpresa de esta Copa Mundial cuando la favorita Argentina sucumbió 2-1 ante Arabia Saudí, un equipo conformado netamente por jugadores de su torneo local.

Previo al partido que puso en marcha el Grupo E, los jugadores de Alemania se taparon sus bocas al posar para la foto, al parecer en rechazo a la directriz de la FIFA de que su capitán Neuer luciera un brazalete multicolor como protesta a las discriminación en el país anfitrión del torneo.

Nancy Faeser, la ministra de deportes de Alemania, concurrió al partido en el estadio Al Kalifa, y se sentó al lado del presidente de la FIFA Gianni Infantino, portando el brazalete ‘One Love’ que la FIFA prohibió con su amenaza de sanciones.

Japón tendrá como rival a Costa Rica en su próximo encuentro, mientras que Alemania enfrentará a España.

💬Ver comentarios