En esta foto del 6 de mayo del 2018, el trofeo de la Liga Premier inglesa es mostrado en la cancha antes del partido entre Manchester City y Huddersfield Town en Manchester, Inglaterra. (AP)
En esta foto del 6 de mayo del 2018, el trofeo de la Liga Premier inglesa es mostrado en la cancha antes del partido entre Manchester City y Huddersfield Town en Manchester, Inglaterra. (AP)

Manchester — La Liga Premier planea su reinicio para el 17 de junio, luego de una suspensión de actividades de 100 días causado por la pandemia del coronavirus.

Las cadenas de transmisión oficial de los partidos de la Premier en Gran Bretaña —Sky Sports y la BBC— informaron el jueves que el fútbol inglés regresará con una doble cartelera conformada por el duelo entre Manchester City y Arsenal y la visita del Sheffield United al Aston Villa.

La liga, que disputó un partido por última vez el 9 de marzo, se negó a comentar al respecto bajo el argumento de que en este momento sostiene una reunión. La reanudación de los eventos deportivos requiere la aprobación de las autoridades, y deberán realizarse bajo estrictos protocolos sanitarios a fin de evitar la propagación del COVID-19.

La Bundesliga alemana de antemano inició su torneo con tres jornadas jugadas en estadios sin aficionados. La Liga española recibió la autorización del gobierno para regresar a las canchas después del 8 de junio.

Pero para los clubes de la Premier, las medidas de confinamiento sólo han sido relajadas de momento para sesiones completas de entrenamiento.

Los dos encuentros programados para el miércoles 17 de junio son duelos pendientes de rondas previas. Los partidos correspondientes a la 30ma temporada completa están planeados para realizarse el siguiente fin de semana.

El Liverpool se enfila a coronarse en la Liga Premier con una ventaja de 25 puntos sobre su rival más cercano a ocho fechas restantes en la campaña.

Aún no se sabe dónde se disputarán los encuentros una vez que las actividades de la Premier reanuden. La policía ha indicado que sólo deberán usarse sedes neutrales ante la posibilidad de que los aficionados se congreguen afuera del estadio, pese ese plan ha sido rechazado por los 20 clubes.

“Pienso que la gran mayoría de la gente respetaría lo que el equipo le pida que haga”, dijo Steve Rotheram, alcalde de la zona de Liverpool.