Lionel Messi maneja el balón contra el Granada. (Jose Breton)

Barcelona — Mientras que Lionel Messi y Antoine Griezmann brillaron en la victoria del Barcelona ante el Granada, el Real Madrid se congeló con un insípido empate en Pamplona.

El astro argentino Messi y el francés Griezmann marcaron el sábado sendos dobletes con los que el Barça goleó 4-0 para hilvanar su tercera victoria consecutiva en el curso.

“Lio” marcó la primera de sus dianas luego de controlar un pase de Griezmann y colocar el esférico inalcanzable para el arquero portugués Rui Silva a los 35. Siete minutos después puso fin a una racha de seis meses, y 32 cobros infructuosos sin marcar de tiro libre, con un soberbio disparo rasante.

“El Barça necesita a Messi, por su juego, por su importancia de crear oportunidades y por su efectividad”, valoró el técnico Ronald Koeman. “Lo necesitamos para luchar por los títulos”.

El ariete galo dio una de sus mejores actuaciones como culé cuando abrió la cuenta a los 12 y a los 63 firmó su doblete, el segundo en liga desde que está en el Barcelona luego del que logró el 25 de agosto de 2019 ante el Betis.

“Necesitábamos los tres puntos, ganar. Estoy muy contento con el trabajo del equipo y hay que sumar de tres en tres ya”, dijo Griezmann, quien llegó a cinco tantos en el certamen. “A mí (los goles) no me entraban y ahora parece que va bien y espero seguir así”.

Con ello, parece que la campaña no está del todo perdida para el conjunto catalán en La Liga.

Messi facturó su tercer duelo con un doblete en el curso y el segundo en duelos consecutivos para mostrarse en su mejor forma y colocarse como líder goleador, al llegar a 11 dianas.

Lionel Messi celebra uno de sus goles contra el Granada. (Jose Breton)

El resurgir del Barcelona —que logró su cuarta victoria en los últimos cinco juegos— lo tiene con 34 unidades en la tercera posición, a tres puntos del Real Madrid, y a cuatro del Atlético de Madrid, cuyo duelo ante el Athletic de Bilbao fue pospuesto debido a la nevada que dejó el temporal Filomena.

Granada fue un desastre que no pudo meter ni las manos contra la mejor versión del Barça en el torneo y terminó el duelo con 10 elementos al sufrir la expulsión de Jesús Vallejo a los 78. El conjunto nazarí se estancó en la séptima posición con 24 unidades.

La Liga informó a través de un comunicado unas horas antes del encuentro del Atleti que las condiciones meteorológica condujeron a la cancelación del partido, después de ponerse en contacto con las directivas de ambas entidades.

Los integrantes del Athletic Club no pudieron aterrizar la noche del viernes en el aeropuerto de Barajas, en Madrid, y tuvieron que volver a Bilbao, esperando las decisiones de la liga con respecto al partido.

Con este aplazamiento, el Atlético tendrá tres compromisos pendientes en el calendario. Pese a ello, es líder con 38 unidades.

La Liga externó que será en los próximos días cuando determine la nueva fecha del encuentro, que tendrá que ser en una de las pocas ventanas disponibles en el apretado calendario de competencia.

El duelo entre Elche y al Getafe fue pospuesto para el lunes.