Lionel Messi reaccionó frustrado luego del revés ante Osasuna. (Joan Monfort)

Lionel Messi no se guardó su molestia por el final decepcionante de una campaña en que el Barcelona buscaba revalidar su título de La Liga española.

El astro argentino criticó públicamente a su equipo, por mostrarse “débil”, después de que el Real Madrid le arrebató la corona por primera vez en tres años. Messi dijo el jueves que su conjunto debe cambiar rápidamente de rumbo, si es que quiere tener oportunidad de algo en la Liga de Campeones de Europa.

Real Madrid aseguró el cetro el jueves, cuando superó 2-1 al Villarreal. Sin embargo, bien pudo haberse embolsado el trofeo sin ganar siquiera, pues el Barca tropezó por 2-1 ante un Osasuna que se quedó con 10 jugadores.

“Esta derrota marca un poco cómo fue todo el año. Hemos sido un equipo muy irregular, muy débil, que le ganan por intensidad, por ganas, que nos crean muy fácil y nos hacen gol”, sentenció Messi en una rara entrevista a la TV justo después del silbatazo final en un desierto Camp Nou. “Durante el año perdimos muchos puntos que no deberíamos haber perdido y este partido indica un poco lo que fue nuestro año”.

“El Madrid hizo lo suyo después del parón. Hasta ahora no perdió ningún partido y es de mucho mérito, pero nosotros también ayudamos, y mucho, para que esta Liga se la lleven ellos. Tenemos que hacer autocrítica empezando por nosotros, los jugadores, pero también global. Somos el Barcelona y estamos obligados a ganar todos los partidos, sea cual sea”.

Barcelona llegó a tener una ventaja de dos puntos en La Liga sobre el Madrid, antes de que la actividad se frenara a mediados de marzo y durante tres meses por la pandemia de coronavirus.

El Madrid regresó motivado y en forma, para hilvanar 10 victorias consecutivas.

En cambio, el Barça lució desinflado. Igualó tres duelos, lo cual le significó perder la punta. Y el jueves, tocó fondo con su primera derrota como local desde noviembre de 2018, ante un equipo ubicado en el undécimo sitio de la tabla.

“La sensación es de un equipo que intenta y no puede, que deja mucho que desear en muchos partidos”, juzgó Messi. “Hoy en la primera parte nos superaron, dejamos mucho al rival, y en la segunda reaccionamos. Parece que hace falta que nos hagan un gol para reaccionar”.

El rosarino consiguió su 23er tanto en la campaña, mediante un tiro libre en el complemento, para igualar provisionalmente. José Arnaiz había abierto el marcador. Con ello, Messi lidera la tabla de artilleros.

Pese a la superioridad numérica desde los 77 minutos, cuando Enric Gallego se llevó la roja directa por un codazo que le provocó una hemorragia bucal a Clement Lenglet, Barcelona no capitalizó

Fue Roberto Torres quien marcó por el Osasuna en los descuentos, cuando el conjunto catalán buscaba el tanto con desesperación.

“Ya dije tiempo atrás que si seguíamos de esta manera iba a ser muy difícil que ganásemos la Champions. Queda demostrado que no alcanzó ni para la Liga y si queremos pelear por la Champions vamos a tener que cambiar muchísimo porque si no el partido del Nápoles lo vamos a perder también”, advirtió Messi.

Ese cotejo de vuelta de los octavos de final está previsto para el 8 de agosto. La ida terminó 1-1 en Italia.