Lionel Messi del Barcelona se desplaza en la cancha durante el partido contra el Bayern Múnich por los cuartos de final de la Liga de Campeones en Lisboa, el viernes 14 de agosto de 2020. (Manu Fernandez)

Madrid - Lionel Messi se incorporó el lunes a los entrenamientos del Barcelona, casi dos semanas después de estremecer al club con su pedido de marcharse.

Después de cambiar a regañadientes su decisión, Messi ha vuelto con el equipo que se alista para la nueva temporada de La Liga española.

A tono con el protocolo sanitario, el astro argentino se entrenó en solitario, ya que necesita someterse a una segunda prueba de diagnóstico de coronavirus para poder participar de las prácticas grupales.

Messi dio una entrevista el viernes pasado a la web Goal.com en la que reiteró que no está feliz en el Barcelona, pero que no tiene otro remedio que seguir en el club catalán para no entrar un litigio legal.

El delantero de 33 años quería salir gratis, pero los directivos azulgranas respondieron que la cláusula a la que apeló había expirado, por lo que deberá permanecer en el equipo hasta el final de su contrato en junio de 2021.

Messi solicitó la transferencia el 25 de agosto y no se apersonó para tomarse las pruebas obligatorias de COVID-19 hace una semana. Tampoco se presentó a la puesta en marcha de los entrenamientos.

La Liga abre su telón este fin de semana, pero el Barcelona no se estrenará hasta fines de mes como local ante el Villarreal. El debut azulgrana se aplazó debido a su participación en la Liga de Campeones, donde fueron eliminados en los cuartos de final al sucumbir estrepitosamente 8-2 ante el Bayern Múnich.