Raúl González, Devon Vega y Wilfredo Rivera entrenaron ayer para el partido de esta tarde. (José Raúl Santana / Especial para la FPF )

Las posibilidades de la Selección Nacional masculina de fútbol de continuar con vida en el proceso clasificatorio de la Confederación de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe de Fútbol (Concacaf) camino a la Copa del Mundo FIFA 2022 dependerán del resultado de hoy, domingo, ante Trinidad y Tobago.

El Estadio Centroamericano José Figueroa Freyre, en Mayagüez, servirá de escenario para el segundo compromiso de este proceso eliminatorio en el que se encuentra el Huracán Azul, como es conocida la escuadra boricua. El partido comenzará a las 5:00 p.m. y se jugará sin público.

En pasados días, Saint Kitts y Nevis superó a Puerto Rico 1-0 en el desafío que se llevó a cabo en el Estadio Panamericano de San Cristóbal en la República Dominicana. Una victoria sobre Trinidad y Tobago mantendrá al conjunto puertorriqueño con vida. Y un empate, matemáticamente, también.

No es la única oportunidad que nos queda, pero la que nos dejaría con vida es ganar. Si ganamos, solamente dependemos de nosotros”, explicó Andrés Mirabelli, gerente general de la Selección Nacional.

“Quedaría Saint Kitts con posibilidades amplias, pero entendemos que los resultados podrían darse con una victoria de Trinidad y Tobago sobre ellos. Si ganamos, todos quedaríamos en igualdad de condiciones”, agregó.

Según Mirabelli, un empate no sería el resultado ideal, pero tampoco significaría la eliminación de Puerto Rico.

Matemáticamente seguiríamos con vida, pero con muy pocas oportunidades. Quedaría Trinidad y Tobago con cuatro puntos y con la posibilidad de jugar contra Bahamas que los podría dejar en siete puntos. Tendríamos que ganar los próximos dos partidos para terminar con siete y nos daría una posibilidad muy lejana. Si sufrimos una derrota, estamos eliminados”, explicó.

El técnico Dave Sarachan, por su parte, sostuvo que los integrantes del equipo se sienten optimistas ante el compromiso con Trinidad y Tobago.

“Obviamente, están un poco decepcionados por el resultado ante Saint Kitts, sin embargo, nos llevamos muchas cosas positivas del juego y discutimos algunos asuntos. Se requiere un giro mental y físico para un juego difícil contra Trinidad y Tobago. Pero el grupo está confiado y emocionado de tener un juego local a pesar de que el COVID-19 impide que la gente venga, pero todavía se siente cómodo estar en la isla”, indicó el sábado Sarachan durante una conferencia virtual desde el Estadio Centroamericano en Mayagüez.

💬Ver comentarios