Las propiedades deportivas que el DRD desea impactar primero alrededor de la isla, son aquellas que sirven a comunidades directamente como parques de béisbol, canchas de baloncesto, centros comunales, áreas de juego para niños y pistas atléticas, entre otras. (JUAN LUIS MARTINEZ)

La duplicidad de reclamaciones a la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) es lo que al sol de hoy ha evitado que inicien las labores de reconstrucción de cientos de instalaciones deportivas que quedaron parcialmente dañadas o destruidas a lo largo del país, un día como hoy en 2017, con el paso del huracán María.