Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

Él dice que no está en forma, pero las mangas de su camisa se abrazan a un par de brazos robustos que pueden ser intimidantes para cualquiera que no pise el gimnasio a diario.