Las carreras en Camarero se reanudan el jueves. ([email protected])

La administración del Hipódromo Camarero decidió que a partir de la próxima semana someterá a los jinetes a pruebas serológicas semanales para detectar el coronavirus y prohibió, hasta nuevo aviso, la presencia de público en las carreras desde mañana, jueves.

Estas medidas, que fueron anunciadas por el presidente de Camarero, Ervin Rodríguez, son una respuesta a las noticias de que al menos tres jinetes han arrojado positivo al COVID-19.

En entrevista con El Nuevo Día, Rodríguez apuntó que el día en específico en que harían las pruebas dependerá de la próxima orden ejecutiva del gobierno para atajar el alza en casos de coronavirus. La nueva orden deberá entra en vigor a partir del próximo sábado.

“Vamos a empezar a hacer pruebas semanales, empezando la otra semana de arriba porque ellos (los jinetes) se acaban de hacer pruebas. Obviamente, vamos a hacer las serológicas. No hay manera de poder hacer las pruebas moleculares. Solo si alguien diera positivo a la serológica, entonces se le haría la molecular”, expresó Rodríguez.

El presidente de la instalación ubicada en Canóvanas explicó que la razón para utilizar las llamadas pruebas rápidas —cuestionadas porque no son tan confiables como las moleculares o PCR (siglas en inglés de reacción en cadena de polimerasa)— se debe a la escasez de materiales necesarios para realizar dicha prueba en los laboratorios del país.

“Nosotros estamos esperando la orden (la nueva orden ejecutiva) de la gobernadora (Wanda Vázquez Garced) para saber qué día las podemos hacer. Si las carreras continúan jueves, viernes, sábado y domingo, las haríamos lunes o martes”, agregó.

Rodríguez expresó que los jinetes Javier Santiago y David Rosario, que arrojaron positivo al coronavirus, se hicieron pruebas por su cuenta, “porque parece que ya se sentían mal”. El ejecutivo, además, aseguró que esos contagios no ocurrieron dentro del hipódromo.

De hecho, estos dos casos se hicieron públicos el lunes. El de Santiago fue reportado por el medio especializado The Gondol, mientras que Rosario lo compartió a través de sus redes sociales.

Un tercer caso, el del jinete Miguel Sánchez, fue mencionado por el director ejecutivo de la Comisión de Juegos de Puerto Rico, Alberto Maymó a El Nuevo Día. Maymó le dijo a este medio que, de los tres atletas positivos, Sánchez fue el único que se comunicó con el Jurado Hípico para dar a conocer su condición de salud.

En el hipódromo también se reportó el fallecimiento de un empleado del área de circuito cerrado de Camarero debido al COVID-19.

En cuanto a los protocolos de limpieza y desinfección de las área donde están los jinetes y en las oficinas de los empleados, Rodríguez insistió que se limpian “constantemente” y dijo que tenían una compañía que se encargaba de eso. Descartó que se tomen medidas adicionales y añadió que oficiales de la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA, por sus siglas en inglés) los visitaron y encontraron todo en orden y hasta les felicitaron.

“No es necesario porque estamos cumpliendo con nuestro protocolo y nuestro plan de mitigación. Estamos perfectamente bien con eso”.

Problemas con las pruebas

Cuestionado sobre por qué la administración del hipódromo no cumplió con la promesa de realizar pruebas cada tres a cuatro semanas —a partir de la reanudación de las carreras el 5 de junio—, Rodríguez explicó que habían llegado a un acuerdo con la Asociación de Jinetes, que preside Alberto Ojeda, para fuera esa organización la que se hiciera cargo.

“Nosotros estábamos dispuestos a hacerlas, y él dijo que ellos lo podían hacer. Por eso fue por lo que los dejamos. Pero, de ahora en adelante, el hipódromo va a hacer las pruebas todas las semanas”, apuntó Rodríguez.

Sobre este particular, Ojeda confirmó que ellos se habían comprometido a coordinar la administración de los exámenes. Sin embargo, explicó que confrontó problemas para conseguir pruebas PCR, que era las que le interesaba hacer. Cuando consiguió un laboratorio que les dijo que las tenía y coordinó para que fueran a tomar las muestras de los jinetes (lo que ocurrió el viernes pasado), tuvo que conformarse con las pruebas serológicas porque el laboratorio no contaba con los implementos necesarios.

Vizcarra alega más de 10 casos

Por otro lado, el presidente de la Confederación de Jinetes, Axel Vizcarra, insistió que en el Hipódromo Camarero hay “como 10 casos” de coronavirus y estipuló que la administración de esa instalación lo sabe, pero lo esconde.

“Hay personal (contagiado), hubo una muerte, obreros de la construcción están contagiados, hay jinetes que están contagiados y ellos no han hecho las pruebas ni han procurado hacerles las pruebas a los mozos de cuadra ni a los entrenadores que están allá dentro también”, dijo Vizcarra, quien responsabilizó a Rodríguez, a Maymó y a los dueños de caballos de “cualquier cosa que le pase a los jinetes”.

Asimismo, exigió el cierre del hipódromo hasta que se lleve a cabo un protocolo “eficaz” para hacer pruebas y que se certifique que las instalaciones son seguras. Asimismo, manifestó que ha realizado “múltiples advertencias” a Maymó sobre esta situación y las ha ignorado.

Por su parte, Maymó dijo que los únicos positivos que conoce son los de los jinetes y exhortó a Vizcarra a que si tenía alguna otra información que la presente. “Aquí nadie está en posición de esconder nada”, enfatizó Maymó.