El piloto Bryan Ortiz no corría desde enero de 2020 debido a la pandemia, pero regresará a la pista para dos eventos en Atlanta y St. Petersburg el 16 y 24 de octubre. (Suministrada)

El 2020 casi saca de carrera al puertorriqueño Bryan Ortiz, pero el piloto no dejará que el año se vaya sin regresar a la pista en un intento por recuperar terreno perdido.

Ortiz, quien se suponía iniciara a principios de año su participación en una nueva serie y con nuevo auto, tuvo varios inconvenientes en el camino como la marcha atrás del fabricante Mazda y luego el COVID-19 que irrumpió en la escena mundial y trastocó la acción del automovilismo como todos los demás deportes.

Pero Ortiz subirá la tarde de este viernes a bordo de un Honda Type R TCR para correr con el equipo Atlanta Speedwerks en el Fox Factory 120 en Road Atlanta, en Braselton, Georgia.

En el evento de dos horas de duración, Ortiz y otro conductor alternarán al volante en la categoría Michelin Pilot Challenge Series.

En un 2020 en que se ha visto frenado por circunstancias ajenas a su voluntad, para Ortiz esta será apenas su segunda carrera del año, ambas en la misma categoría.

La transmisión de la prueba por NBC Sports (en TV y a través del app) comenzará a partir de las 3:35 de la tarde. También se podrán seguir los tiempos de los conductores en directo a través de IMSA.tv. La carrera será retransmitida posteriormente por la misma cadena NBC Sports el 28 de octubre a las 3:00 p.m.

“Aquí no se está corriendo pero este año era uno de esos que había mucho que prometer, muchas cosas que se esperaban. Pero muchas cosas fueron cambiando. Empezando porque el carro que yo iba a correr con Mazda lo atrasaron y tuve que correr la primera carrera del año con un equipo de Honda en la categoría TCR. Eso fue en enero”, dijo Ortiz a El Nuevo Día.

En otras palabras que el piloto de 32 años pondrá fin la tarde del viernes a una pausa de nueve meses.

“Iba a correr lo que fuera necesario con ese carro en lo que salía lo de Mazda. Se atrasó el proyecto. Era un carro completamente nuevo para la categoría. Iba a ser un proyecto ‘full factory effort’. Así que iba a ser una oportunidad para mí brutal. Pero ahí cayó rápido la pandemia antes de la segunda carrera y eso nos dejó en el aire. Ya para junio Mazda anunció oficialmente que el proyecto lo iban a cancelar debido a presupuesto y al COVID-19”.

Ortiz lamentó que esta situación lo dejó en el aire, a pesar de que en Estados Unidos las carreras de autos comenzaron nuevamente a partir de julio, luego de cuatro meses de cierre forzoso por la pandemia.

“Nosotros decidimos enfocarnos, Bella (su patrocinador local) por su lado en levantar su negocio y a sus empleados que llevaban sin trabajo mucho tiempo. En mi caso el enfoque fue el mismo pero en los negocios de la familia, y tratar de no viajar para evitar exposición innecesaria. Pero ya cada uno estábamos dispuestos en retomar de nuevo las carreras”, agregó Ortiz.

“Y se dio esta oportunidad de hacer estas últimas dos carreras de este año, para montarse, botar el moho como dicen por ahí, y entonces comenzar los preparativos para el próximo año, que ya se ve algo un poco más normal. Los ‘schedules’ están todos afuera y ya se saben las categorías. Ahora empezaremos a organizarnos para ver qué vamos a hacer el año que viene”.

Ortiz debía estrenarse en 2020 con un auto nuevo en una nueva serie, pero el fabricante Mazda atrasó primero el proyecto y luego lo canceló al surgir la pandemia.

Posterior a la carrera de hoy en Georgia, el conductor boricua se moverá al estado de Florida para correr el día 24 de este mismo mes en la categoría Global Mx5 Cup, en un evento en las calles de St. Petersburg.

Fue en esa categoría Global Mx5 Cup que Ortiz quedó campeón en 2019, pero desde entonces no volvía a competir en la misma. Al igual que para la carrera de este viernes, Ortiz, estará con el mismo equipo de TCR, Atlanta Speedwerks. En esa prueba se correrán dos mangas de 45 minutos cada una. Los aficionados podrán seguir los tiempos por www.mx-5cup.com.