El licenciado Fernando Olivero Barreto estuvo ligado al deporte en diversas capacidades, incluyendo al baloncesto con el BSN y la Federación. (Archivo)

El licenciado Fernando Olivero Barreto, representante legal del Comité Olímpico de Puerto Rico y sus federaciones, falleció este viernes luego de una intensa batalla contra el cáncer, informó uno de sus hijos, Ricardo Olivero, por medio de las redes sociales.

Tengo una dolorosa noticia que dar. Nuestro amado padre, Fernando Olivero Barreto, falleció esta mañana. El Viejo...

Posted by Ricardo Olivero Lora on Friday, July 31, 2020

Olivero ocupó diversos cargos en su larga carrera ligado al deporte, incluyendo director de torneo del Baloncesto Superior Nacional (BSN). También tuvo un cargo similar en los torneos de baloncesto y sóftbol de la Liga Atlética Interuniversitaria (LAI). De igual manera, fue miembro de la junta de gobierno de la Federación de Baloncesto de Puerto Rico, por lo que estuvo ligado, entre otras cosas, a procesos relacionados al Equipo Nacional.

Antes, Olivero fungió como apoderado de equipos de la Liga de Voleibol Superior Femenino, miembro de la junta directiva de la LVSF, así como director de torneo del mismo circuito. También llegó a ocupar el cargo de gerente general de la Selección Nacional femenina de voleibol.

Según reveló su hijo en una publicación en Twitter, Olivero Barreto falleció luego de una batalla de cuatro meses contra un repentino cáncer de pancreas.

Tan reciente como en diciembre pasado, integró un comité mediador asignado por el Copur para atender la controversia suscitada en la LVSF con las Pinkin de Corozal, y que dio pie a que el presidente de la Federación Puertorriqueña de Voleibol, Dr. César Trabanco junto a la junta directiva de la liga, decidieran cancelar la temporada 2020.

Eventualmente el comité mediador consiguió intervenir para que las partes llegaran a un acuerdo y el torneo 2020 se celebrara.

Irónicamente la temporada comenzó pero poco después se vio detenida por la pandemia del coronavirus, hasta que meses después quedó cancelada.

De momento, la familia solicitó un espacio antes de emitir declaraciones públicas.