Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

“Ella siempre ha sido bien, bien cariñosa. De chiquita siempre quería estar en familia”, explicó el galeno. (Suministrada)
“Ella siempre ha sido bien, bien cariñosa. De chiquita siempre quería estar en familia”, explicó el galeno. (Suministrada)

De pequeña, antes de que por primera vez tomara una raqueta de tenis en sus manos, Mónica Puig Marchán ya mostraba las cualidades que la han convertido en una de las mejores tenistas del mundo, la primera medallista de oro olímpico de Puerto Rico y -sobretodo- la querendona de la Isla.

💬Ver comentarios