La mecánica del Vitarti Girl's Team, Estenania Onofrio (izquierda) junto a Paula Salazar (centro) y Victoria PascuaL, durante la carrera del domingo en Argentina. (Natacha Pisarenko)

Buenos Aires - De pie en la parrilla de salida, la directora del equipo Tamara Vital palmeó la capota de un Chevrolet blanco con el número 31 en el parabrisas, y oró.

Junto a ella, con las manos manchadas de grasa, la mecánica Agustina Carreira dio instrucciones a la conductora Rocío Migliore ante un momento histórico para ellas y para el automovilismo en Argentina.

La mecánica Victoria Pascual empuja uno de los autos de su equipo en el área de los pits luego de una sesión de práctica. (Natacha Pisarenko)

Las tres forman parte del Vitarti Girl’s Team, el primer equipo enteramente femenino que participa en una competencia nacional de carreras en Argentina: la serie Top Race Junior. En su debut el pasado domingo, las novatas terminaron segundoas en la pista Oscar y Juan Gálvez de Buenos Aires.

Si bien muchas competiciones de carreras de autos están abiertas a conductores masculinos y femeninos, es raro ver que las mujeres compongan todo el equipo, revisen motores, pongan neumáticos y analicen los tiempos de carrera.

“El automovilismo ha sido inclusivo desde que se fundó, pero no había muchas oportunidades para que las niñas trabajaran en la parte técnica”, dijo a The Associated Press Vital, de 27 años, quien fundó el equipo con ese propósito, para demostrar que también podrían tener un lugar en las carreras “.

El grupo de ingenieras y mecánicas del equipo vistieron camisetas negras y pantalones rosados para la carrera mientras rellenaban meticulosamente el tanque de gasolina, revisaban las partes del motor y medían la presión de los neumáticos del automóvil, que puede llegar a una velocidad de hasta 133 millas por hora.

Si bien cada miembro del equipo tiene su propio rol, intercambiaron opiniones constantemente durante el evento.

“Esta es mi primera carrera como mecánica”, dijo Carreira, a quien su abuelo le enseñó a trabajar con metal laminado y luego estudió electricidad y mecánica, dos campos que en Argentina son predominantemente masculinos. “El único lugar en mi carrera donde no enfrenté prejuicios fue en esta carrera”.

En los últimos cinco años, las mujeres argentinas han liderado protestas masivas contra la violencia machista y han presionado para que la igualdad de género se convierta en una parte central de la agenda social del país. La legalización del derecho al aborto en 2020 fue parte de ese cambio, que también ha impactado en los deportes.

La liga de fútbol femenino del país se convirtió en profesional en 2019 y un año después se autorizó a una mujer transgénero a jugar en un equipo de primera división.

Sin embargo, encontrar patrocinadores ha sido difícil para Vitarti Girl’s Team, y Vital dijo que solo tienen el presupuesto para competir en dos carreras más.

La mecánica Paula Salazar ajustando los neumáticos de uno de los autos del Vitarti Girl's Team. (Natacha Pisarenko)

En su debut, el equipo lideró la carrera hasta que Migliore, que partía en octava posición, cometió un error en la última vuelta.

“Perdí por mi falta de experiencia”, dijo.

Sus compañeros de equipo la abrazaron y lloraron, esperando que su carrera apenas esté comenzando.

💬Ver comentarios