Adriana Díaz espera mejorar su actuación en Río 2016, cuando con 15 años ganó un partido.
Adriana Díaz espera mejorar su actuación en Río 2016, cuando con 15 años ganó un partido. (Teresa Canino Rivera /STAFF)

En los días previos a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, primero en Finlandia y ahora en la capital japonesa, los tenismesistas nacionales están haciendo su trabajo de acondicionamiento. Sin embargo, el entrenador de la Selección Nacional femenina está pendiente de mucho más.

Bladimir Díaz, padre y entrenador nacional de las hermanas Adriana y Melanie Díaz, quienes competirán en la modalidad de sencillos de las Olimpiadas de Tokio, dijo que está a la espera de ver cómo les irá en el sorteo previo a que el torneo arranque el 24 julio.

La más favorecida sin duda será Adriana, ya que para establecer las llaves se toma en consideración la clasificación de los jugadores en el escalafón olímpico.

No empece a que Adriana bajó dos posiciones (de la 16 a la 18) en el ‘ranking’ de la International Table Tennis Federation (ITTF) desde finales de junio, Bladimir explicó a El Nuevo Día que para efectos del sorteo de los Juegos se toma en consideración el ranking olímpico. En este ranking, Adriana continúa número 16, indicó el técnico.

“Ya pronto deben estar tirando el draw y ojalá nos pueda favorecer un poco, en cuanto a lo que son los estilos de juego, que a veces hay unos que incomodan más que otros”, dijo a El Nuevo Día previo a la salida de la delegación boricua el pasado fin de semana.

En el caso de Melanie, es la clasificada número 69 del mundo por la ITTF, mientras el otro competidor boricua del tenis de mesa, Brian Afanador, está en la posición número 90 del escalafón masculino.

“El ranking (de Adriana) ayudó bastante porque estamos sembrados número nueve, pero un ocho hubiera sido mejor”, agregó Bladimir dando paso a la explicación.

El entrenador había anticipado a El Nuevo Día desde marzo que para entonces esperaba mantener activa en China a Adriana para ver si lograba mejorar cuando menos una posición en el ranking olímpico. La jugadora no pudo permanecer en el país asiático en el que había estado desde octubre de 2020.

La idea antes de que cambiaran los planes era que la tenismesista de 20 años, que va a sus segundas Olimpiadas, pudiera quedar entre las ocho sembradas de Tokio 2020. Esto le aseguraba no enfrentarse a ninguna de las mejores ocho del mundo, sino hasta la tercera ronda.

“Ahora en la ronda de las mejores 16 vamos a jugar contra una de las mejores ocho, si llegamos a esa ronda, obviamente. Todo está duro, aquí no hay nada fácil”.

Adriana debutó en unas Olimpiadas con 15 años en Río 2016. No tuvo que jugar la etapa clasificatoria (qualifiers) y entró al cuadro principal de 64 jugadoras. Aunque su permanencia en los Juegos duró poco, sí fue un logro pues en su primera experiencia olímpica ganó su juego inicial, adelantando a la segunda ronda. En esa vuelta de las mejores 32, perdió.

Bladimir explicó que para aspirar llegar a una tercera ronda en Tokio, que serían las mejores 16 raquetas, tendrá que ganar dos juegos primero. Y es en esa etapa en la que tendrá que chocar contra una de las mejores ocho sembradas.

Para el entrenador, llegar y jugar en esa tercera ronda, “eso sería un logro”.

“En mi casa yo tengo dos olímpicas. ¿Cómo crees que me puedo sentir? Sumamente contento. Me siento realizado y que la misión se ha cumplido casi a cabalidad. Lo que venga de ahora en adelante, es extra”.

Adriana y Brian, de paso, son los abanderados de la delegación y ambos están en sus segundas Olimpiadas.

💬Ver comentarios