Ryan Sánchez se mantendrá entrenando en Carolina para el inicio de la temporada 2021. ([email protected])

El semifondista carolinense Ryan Sánchez, uno de los tres corredores de 800 metros clasificados a los Juegos Olímpicos de Tokio, no tiene contemplado participar en alguna competencia oficial en lo que resta de año.

Las Olimpiadas, que eran este verano, se vieron aplazadas para el 2021 debido a la pandemia del coronavirus. También se vio cancelada gran parte de la temporada del atletismo internacional, que incluía múltiples competencias previo a la justa de Tokio.

No obstante, luego de dos meses de cierre total de toda competencia a nivel mundial, la World Athletics anunció a mediados de mayo la reanudación de sus actividades para el 14 de agosto. En esa fecha, en Mónaco, se celebrará la primera de varias paradas de un circuito acortado de la prestigiosa Liga Diamante.

Con tan solo 22 años de edad, tanto Sánchez como su entrenador y padrastro Jorge París entienden que el corredor puede darse el lujo de ausentarse de la acortada temporada 2020 y evitar así el riesgo de contagio de COVID-19 que supone viajar a Europa para las competencias.

Contrario a Sánchez, Wesley Vázquez sí estará activo en dicha serie, mientras que el otro clasificado a Tokio en los 800 metros, Andrés Arroyo, tendrá participación en otros eventos internacionales del Continental Tour, que además de Europa, tiene paradas en Asia. Vázquez y Arroyo tienen 26 y 25 años, respectivamente.

“Para mí, (ir los Juegos Olímpicos) es un sueño que tengo desde hace más de cuatro años. Imagínate, desde Río 2016, que no se me dio, pero ya este año lo tengo seguro. Estamos trabajando. Ahora mismo no tenemos pensado entrenar para la temporada de 2020, pero ya vamos con la mentalidad y con un nuevo programa, cuidándonos de lo que es el COVID-19”, dijo Sánchez en una reciente visita de este diario a un entrenamiento en el barrio Santa Cruz de Carolina.

“Estamos protegiéndonos porque es una enfermedad que si nos da, nos va a afectar. Los atletas no estamos libres de que nos pueda dar de forma mortal. Eso afecta a nivel pulmonar, así que no vamos a quedar igual y no vamos a ser los mismos atletas si nos da esa enfermedad. Por eso prefiero cuidarme, evitar todo tipo de viaje y ese tipo de actividad que nos pueda poner en riesgo. Y seguir mentalizado a lo que es Tokio 2021”.

Por su parte, París admitió que a lo más que temen es a los vuelos, pues consideran que es en los aviones donde mayor riesgo hay a contagiarse con el coronavirus.

“Decidimos este año mantenernos aislados, cuidarnos todo lo más que podamos, y entonces empezar un trabajo en la casa que nos mantenga en la condición”, dijo París.

“De momento, Ryan está haciendo trabajos… la misma secuencia de trabajos, el mismo programa de la semana. Los lunes, miércoles, viernes y sábados trabaja en sus eventos de fondo, y los martes y jueves en su entrenamiento de fuerza (pesas). Se preparó un macrociclo de ocho semanas,”, agregó el entrenador.

París explicó que luego Ryan tendrá tres pruebas en solitario, con las que cerrará lo que hubiera sido la temporada de competencias 2020.

“Es una prueba de fondo, que puede ser de 15 minutos o una prueba de tres kilómetros; una prueba de un evento más intermedio, que son 1,200 metros, y luego terminamos con una prueba de 1,000 metros”.

El entrenador estima que Sánchez tendrá un descanso de varias semanas entre finales de agosto y las postrimerías de septiembre. Ya en octubre retomará su entrenamiento. De todo salir bien, espera que para principios de 2021 Sánchez pueda regresar a las competencias.

“Las competencias fuertes están en Europa, y volar a Europa ahora mismo no es conveniente. Tengo en oración a los compañeros de nosotros, como son Wesley Vázquez y Andrés Arroyo, y al señor Carlos Guzmán y su equipo de trabajo, para que el Señor los cubra. Pero en el caso de Ryan, apenas tiene 22 años y no tenemos prisa. Entiendo que se le puede dar ese margen y esperar a que las cosas vayan mejorando”, sostuvo París.

Con 30 años de experiencia como entrenador, París reconoce que la ausencia de competencia por lo que resta de 2020 puede afectarle a su hijo, pues no estará corriendo a la misma intensidad en las pruebas que realizará, ni con el tipo de competencia necesaria con corredores de calibre mundial. Su esperanza, en cambio, está en que Ryan es joven aún.

La Liga Diamante comenzará el 14 de agosto en Mónaco y allí sí estará Vázquez, en la primera de ocho competencias que incluirá este año la serie.

Según Guzmán, el entrenador de Vázquez, serán dos carreras en agosto, cuatro en septiembre y dos más en octubre, incluyendo el cierre el día 17 en China. Guzmán dijo que el próximo martes el grupo que incluye a Vázquez y a Arroyo partirá hacia la sede de entrenamiento de la IMG Academy en Tampa, Florida, donde seguirán su preparación antes de viajar a las diversas competencias que tienen en agenda.