La NCAA genera millones de dólares gracias a sus eventos deportivos. (AP / Archivo)

SACRAMENTO, California, EE.UU. (AP) — En abierto desafío a las normas de la NCAA, el gobernador de California aprobó el lunes una ley que permitirá a los deportistas universitarios contratar agentes y ganar dinero a través de patrocinios. La medida, única en el país, podría cambiar radicalmente el deporte amateur en Estados Unidos y tornarse en un reto legal.

Bajo la ley, que entrará en vigor en 2023, los estudiantes en universidades públicas y privadas en el estado podrán firmar acuerdos con compañías de calzado deportivo, bebidas sin alcohol u otros productos, así como ganar dinero de su imagen, nombre o semejanza, justo como los deportistas profesionales.

“Va a transformar al deporte para bien al lograr finalmente que los intereses de los deportistas estén a la par de los intereses de las instituciones”, señaló el gobernador demócrata Gavin Newsom en un video difundido por Twitter. “Ahora estamos equilibrando esa distribución de poderes”.

El gobernador predijo que otros estados autorizarán leyes similares. Dos legisladores de Carolina del Sur de antemano anunciaron sus planes para hacerlo.

La nueva ley es válida para todos los deportes, si bien se prevé que las grandes cantidades se concentren en el fútbol americano y el básquetbol. La legislación también impide que las escuelas expulsen a integrantes de los equipos representantes por percibir un ingreso. La ley no aplica para los community colleges -escuelas de educación superior de dos años- y prohíbe que un deportista firme acuerdos entren en conflicto con contratos existentes de la universidad.

La legislación no llega a extenderse al grado de permitir que universidades públicas o privadas paguen directamente un salario a los deportistas por jugar.

La NCAA, que había solicitado a Newton que vetara la propuesta de ley, respondió a la aprobación señalando que considerará sus “siguientes pasos” al tiempo que se procederá con los “esfuerzos para realizar ajustes a las reglas de la NCAA respecto a nombre, imagen y semejanza que sean realistas en la sociedad moderna y al mismo tiempo estén vinculadas con la educación superior”.

La senadora estatal demócrata Nancy Skinner, autora de la propuesta de ley, dijo que ésta corrige un longevo error.

"Durante décadas, los deportes universitarios han generado miles de millones de dólares para todas las partes involucradas excepto para las personas más responsables de crear esa riqueza. Eso está mal".

La NCAA reportó ganancias por 1,100 millones de dólares en 2017.

El organismo, que está conformado por 1,100 escuelas y rige a cerca de medio millón de deportistas, subrayó que “los cambios son necesarios para seguir apoyando a los estudiantes-deportistas”, si bien tales modificaciones deben realizarse a nivel nacional a través de la NCAA y no por medio de la unión de retazos de leyes estatales.

Antes que el gobernador aprobara la ley, la NCAA había advertido que ésta podría ofrecer a las universidades de California una injusta ventaja en el proceso de reclutaje, lo que llevaría a que la asociación deportiva universitaria deje fuera de competencia a tales instituciones.

Poderosos programas deportivos como los de la Universidad del Sur de California, la Universidad de California campus Los Ángeles (UCLA), la Universidad Stanford y la Universidad de California campus Berkeley podrían verse afectados por las suspensiones.

Pero si bien la NCAA es el principal organismo rector del deporte universitario, la afiliación es voluntaria. En caso de que las universidades de California sean expulsadas, podrían formar un nuevo organismo.

Deportistas profesionales elogiaron la medida, entre ellos la estrella de la NBA LeBron James, cuyo hijo de 14 años es considerado un prospecto del básquetbol en Los Ángeles y tendrá 18 años cuando la ley entre en vigor.

En Intagram, James se regocijó por la aprobación de la legislación al escribir que “cambiará las vidas de innumerables deportistas que lo merecen" y agregó “NCAA, ustedes deben dar el siguiente paso. ¡Podemos resolver esto para todos!”

View this post on Instagram

I’m so incredibly proud to share this moment with all of you. @gavinnewsom came to The Shop to do something that will change the lives for countless athletes who deserve it! @uninterrupted hosted the formal signing for SB 206 which will allow college athletes to responsibly get paid for their name and likeness. And it’s only right that Ed O’Bannon, who really started this journey, was in the The Shop to see his hard work pay off. Thank you @gavinnewsom and @senatorskinner for your leadership. To every one of you who have been in this fight (and there are a lot of you)- take a bow and be proud!!!! NCAA, you got the next move. We can solve this for everyone! #morethananathlete #gamechanging

A post shared by LeBron James (@kingjames) on


💬Ver 0 comentarios