Adriana Díaz, Brian Afanador y Melanie Díaz firman un libro de la fanática Mariel González Aponte. (Suministrada)

Atraídos por la presencia de los tenismesistas nacionales Adriana y Melanie Díaz y Brian Afanador, cientos de personas hicieron un alto en sus compras navideñas este domingo para retratarse y obtener un autógrafo del trío de atletas durante una actividad celebrada en el centro comercial San Patricio Plaza, en Guaynabo.

Los deportistas, que estarán activos en la Copa Panamericana de Tenis de Mesa que se llevará a cabo durante el mes de febrero en Guaynabo, atrajeron un heterogéneo grupo de personas.

Desde niños y niñas de todas las edades hasta adultos y miembros de la comunidad sorda, todos acudieron al encuentro atraídos por los logros deportivos de los utuadeños. La alegría en los rostros de los fanáticos era palpable, al igual que en los atletas, que no dudaron en firmar raquetas, fotos, bultos y hasta camisetas de sus seguidores.

Yo quise venir a la firma de autógrafos porque siempre los he admirado y los he seguido. Los he visto desde sus comienzos, y el año pasado, cuando se hizo la competencia en Guaynabo (la Copa Panamericana), los fui a ver”, expresó sonriente Mariel González Aponte, quien fue la primea en llegar al encuentro que comenzó en el área donde ubica la tienda TeatroCentro y culminó en el área de comidas.

González Aponte, de 47 años y natural de Aguas Buenas, resaltó la sencillez de los tenismesistas, su talento deportivo y sus logros internacionales. “Sé que hay muchos más emprendiendo esa carrera y que han despuntado después de ellos”, agregó la mujer.

Las hermanas Sallymar y Joelis Delgado, de San Lorenzo, también llegaron atraídas por la presencia de los competidores nacionales, a quienes ven un ejemplo a seguir.

“Yo me siento feliz porque esta oportunidad no se da muchas veces. Mi sueño es ser una tenismesista. Poco a poco voy practicando para seguir aprendiendo más y más”, declaró Sallymar, de 11 años, mientras obtenía una firma de Afanador.

La joven explicó que juega tenis de mesa en el Boys & Girls Club de su pueblo natal, pues en San Lorenzo no hay clubes para practicar este deporte. No empece este aparente obstáculo, Brian le aconsejó a la chica a perseverar para lograr su anhelo.

“Mi consejo para Sallymar es que siempre persevere, que vaya por ese sueño que tiene, y que nunca se quite no importa qué”, apuntó el número 82 del escalafón mundial de la Federación Internacional de Tenis de Mesa (ITTF, por sus siglas en inglés).

Por su parte, Joelis también se proclamó seguidora del tenis de mesa y de los deportistas nacionales. “Quise venir aquí porque me gusta practicar el tenis de mesa y soy fan de ellos”, dijo la niña de 10 años.

Una de las fanáticas más pequeñas que llegó al centro comercial fue Valentina Zoe Ortiz Cardona, de seis años. La niña que juega con el Club Tenis de Mesa Tigres de Aguas Buenas mostró con timidez una hoja de papel con las firmas de las hermanas Díaz y de Afanador. Asimismo, mostró sus movimientos de “forehand” y “backhand” con una raqueta que llevó para que se la autografiaran.

Cuando se le preguntó si tenía un tenismesista preferido o preferida, no dudo en contestar que sí y que era Adriana Díaz. “Me gusta porque ella juega bien”, apuntó mientras se apretaba a las piernas de su papá, Pedro Ortiz.

Complacidos con el compartir

Tanto Adriana y Melanie como Brian se mostraron encantados con el compartir y reconocieron que nunca pensaron en convertirse en ejemplos para el país.

“Esto es un placer muy grande. ¿Quién iba a decir que el tenis de mesa iba a tomar tanto auge en el país? Pero gracias a los esfuerzos y sacrificios que hemos hecho en este camino, podemos contar con actividades como esta”, apuntó Brian, quien entiende que este reconocimiento es una responsabilidad que toma con seriedad.

Mientras, Melanie describió la firma de autógrafos como una oportunidad para que los seguidores del deporte los conozcan.

“Esta actividad me llena mucho. Me siento súper bien que los fanáticos tengan la oportunidad de estar aquí con nosotros porque muchas veces nos ven detrás de la pantalla. Y que tengan la oportunidad de interactuar con nosotros es bien importante para mí para que nos conozcan”, expuso Melanie.

La número 62 del mundo tuvo un momento tierno durante el encuentro cuando un fanático de un año y dos meses, Noah Isail Arroyo, se recostó sobre su pecho mientras ella lo sostenía para una foto. El gesto del infante enterneció a todos los presentes que se apresuraron a tomar una foto de ese momento. De la misma forma, Melanie se mostró derretida de amor con el gesto del bebé al que abrazó con mucho cariño.

Por su parte, Adriana coincidió con su hermana y su primo en que es importante sentir el apoyo de sus seguidores y saber que sus logros deportivos impulsan a muchos a querer practicar el deporte que la ha convertido en la número 22 del mundo.

“Esto se siente súper bien. Esta es la manera en que el público demuestra su cariño y el apoyo. Es un sentimiento súper lindo porque quien diría que el tenis de mesa atraería tantas personas y ahora lo hace por atletas como nosotros. Este cariño es necesario para motivarnos día”, testimonió la atleta olímpica.


💬Ver 0 comentarios