Varios golfistas aprovecharon el miércoles para practicar en el campo en Río Grande. (Especial / Ingrid Torres)

Río Grande.La presencia de seis pasados campeones del Puerto Rico Open, incluyendo el de la última edición en 2019, Martin Trainer, sobresale como el atractivo principal de la duodécima edición del evento que se pone en marcha este jueves en el campo del Grand Reserve Country Club (antes Coco Beach).

El torneo, parada oficial del Tour de la Professional Golf Associaction (PGA), tendrá su ‘tee time’ a las 7:10 de la mañana desde los hoyos 1 y 10. Tres jugadores en cada hoyo comenzarán a esa hora, y cada 11 minutos se van sumando grupos de tres. El último trío partirá a la 1:19 de la tarde.

Los puertorriqueños Edward Figueroa y Chris Nido saldrán del hoyo 1 en los últimos dos turnos de la jornada en la primera ronda. Figueroa partirá del ‘tee’ a las 12:57 p.m. y Nido a la 1:19 p.m.

En cambio, el mejor jugador del país de la actualidad, Rafael “Rafa” Campos, será el gran ausente debido a la lesión que lo sacó de carrera no solo de este torneo en su país, sino también del Tour de la PGA.

“Es irónico”, admitió Campos cuando se le comentó acerca de su inoportuna lesión que lo hace frenar su racha de participación en el Puerto Rico Open, justo cuando venía de obtener el otoño pasado su tarjeta como jugador oficial del Tour de la PGA. Para Campos, quien debutó en septiembre en el Tour, esta hubiera sido su primera aparición en la isla como jugador de la elite del Tour.

“Pero en realidad estoy tranquilo porque es una decisión que tomé bien estudiada, con el equipo de trabajo, los doctores y fisiatras del PGA Tour. Por eso no me ves apenado porque me está dando una oportunidad de estar en el otro lado del torneo. Me da oportunidad de poder compartir con auspiciadores, con la gente y con los mismos jugadores del Tour”, dijo el boricua.

“Claro, me gustaría estar dándole a la bola. Pero irónicamente el primer año que tengo mi tarjeta, y que tenía garantizado estar aquí por mis méritos, pues no podré jugarlo”, agregó Campos.

Campos dijo, sin embargo, que le está viendo el ángulo positivo a su inactividad como jugador, y que aprovechará estos cuatro días en Río Grande para promocionar el golf y a la isla como destino. De hecho, durante la conferencia de prensa celebrada este miércoles en el Hyat Grand Reserve, la directora de la Compañía de Turismo de Puerto Rico, Carla Campos, resaltó que su hermano tendrá intervenciones en el Golf Channel, que transmitirá alrededor de 25 horas del torneo y llegará a unos 4.2 millones de televidentes alrededor del mundo.

Competitivamente uno de los aciertos de los organizadores del Puerto Rico Open en esta ocasión, es que por primera vez, luego 12 años de acción ininterrumpida y 11 torneos oficiales (en 2018 solo hubo un Pro Am tras el paso del huracán María cinco meses antes), se enfrentarán en elcampo del Puerto Rico Open unos seis campeones del certamen. Así lo confirmó el director del torneo, Pedro Zorrilla. Y lo que es más, son los ganadores más recientes en el campo de Río Grande, pues se trata de seis de los últimos siete.

A parte del francés nacionalizado estadounidense, y campeón de 2019, Trainer, también dijeron presente para esta edición, George McNeil (2012), Scott Brown (2013), Chesson Hadley (2014), Alex Cejka (2015) y D.A. Points (2017).

De los campeones de las últimas siete ediciones del certamen, solo Tony Finau (2016) no está en la isla en esta ocasión.

“Tengo grandes memorias del torneo en Puerto Rico la última vez. Así que estoy feliz de regresar. No he jugado bien empezando el año pero es buen tener un campo familiar en un lugar del que tengo buenas memorias, para regresar”, dijo Trainer, quien se impuso en el campo de Coco Beach el año pasado con rondas de 70, 67, 69 y 67 golpes en las cuatro rondas, para un score final de 273 golpes, 15 bajo par. Trainer cargó con la tajada principal de más de medio millón de dólares, unos $540,000, de una bolsa total de $3 millones que se repite en 2020.

“El campo siempre tiene mucho viento. Es la parte más difícil de este campo, pero también es realmente largo. Y este año el ‘fairway’ está un poquito más suave, lo que va a hacer el curso un poco más largo. El año pasado la bola estaba corriendo en el 'fairway' y eso hacía la diferencia”, agrego Trainer.

Durante la conferencia estuvieron presentes, entre otras personalidades, John Norris, vicepresidente senior de la PGA en asuntos de negocios, y quien elogió la pasión de los puertorriqueños organizando el evento.

Impacto económico

Campos, la directora de la Compañía de Turismo, resaltó varios datos importantes del certamen, como los $10 millones de impacto a la economía local, en gran parte gracias a los 5,200 cuartos noche que han generado los visitantes al país. Entre esos se incluyen jugadores, turistas y personal de trabajo y producción, tanto del PGA Tour como del canal especializado Golf Channel.

Campos dijo también que el Puerto Rico Open genera 600 empleos directos e indirectos.

“Celebrar el Puerto Rico Open por decimosegunda edición, consolida a Puerto Rico como destino turístico. Es nuestra vitrina al mundo y es un evento que nos permite acceder durante más de 25 horas a través del Golf Channel, a sobre 4.2 millones de espectadores. Este fin de semana Puerto Rico está en los ojos del mundo”, dijo Campos, quien destacó además que los propios jugadores suelen compartir fotos y relatar su experiencia en la isla a través de las redes sociales.

Parte del contenido que se utilizará durante la transmisión por el Golf Channel, serán visuales de la visita de Rafa Campos y otros jugadores del Tour a Guánica para un día de pesca.

Por su lado, Zorrilla informó que tanto este jueves como el viernes, la jornadas comenzarán a las 7:10 de la mañana. Para la tercera y cuarta ronda el horario dependerá del total de jugadores que sobrevivan el corte. En total iniciarán en el torneo 120 golfistas.


💬Ver 0 comentarios