Rafael
Rafael "Rafa" Campos (extrema izq.) participó hoy, miércoles en la conferencia de prensa del Puerto Rico Open junto con (de izq. a der.) Max Alverio, Dereck Lamelyn y D.A. Points. (Gerald López Cepero)

Río Grande – Con la presencia de tres de los mejores 100 golfistas del mundo, y dos de los mejores 70 del escalafón actual del Fedex Cup de Estados Unidos, la undécima edición del Puerto Rico Open comenzará este jueves en la mañana en el Coco Beach Golf Club de Río Grande.

Cuatro jugadores del patio, encabezados por Rafael "Rafa" Campos, quien acaba de ganar el primer torneo de su carrera hace unas semanas en Bahamas, sacarán la cara por Puerto Rico, que entra a su duodécimo año recibiendo la prestigiosa gira de la Asociación Profesional de Golf (PGA, por sus siglas en inglés).

El evento de la isla, que nació en 2008, regresa oficialmente con esta edición número 11 luego de que en 2018 los organizadores locales y la PGA se vieran obligados a cancelar el certamen debido a los estragos que el huracán María causó en la isla. No obstante, la PGA mantuvo su presencia en el país el pasado año al celebrar un torneo en formato Pro Am.

Junto a Campos, quien ha jugado las 10 ediciones previas y viene de obtener un octavo lugar en 2016 y un décimo en 2017, los otros boricuas serán Edward Figueroa, y los aficionados Max Alverio y Jerónimo Esteve.

“Ahora mismo estoy más ansioso. No nervioso, pero loco que llegue la hora para salir a jugar”, dijo Campos a El Nuevo Día tras la conferencia de prensa del Puerto Rico Open celebrada este jueves frente al hoyo 18 del Coco Beach Golf Club.

Campos será el primer boricua en salir al terreno y comenzará la jornada del jueves a las 8:20 a.m. No obstante, la acción del abierto arranca desde las 7:00 a.m.

“Quiero que lleguen las 8:20 de la mañana para empezar a sentir un poquito de los nervios allí en la primera salida. Sé que me toma como uno o dos hoyitos siempre (para dejar de sentir los nervios). En esos primeros dos hoyitos uno está como perdido mentalmente. Pero estoy loco de que empiece para después enfocarme”.

Para Alverio esta será su novena ocasión en el Puerto Rico Open, gracias a que ganó su clasificatorio el pasado viernes. Alverio, uno de dos aficionados del patio en el torneo, se inició en este evento prácticamente con Campos, quien también tuvo sus días de aficionado aquí.

“Definitivamente Rafa le ha abierto los ojos a la gente aquí en Puerto Rico y estamos empezando a ver que a la gente le está gustando el golf. Y al Rafa ganar (en Bahamas) nos da más exposición a nosotros los jugadores, (para dejar saber) que sí jugamos, sí competimos a nivel mundial y nos motiva. Rafa nos motiva a seguir sus pasos, porque lo podemos hacer y él nos apoya”, dijo por su lado Alverio.

Impacto en el turismo

Una vez más la Compañía de Turismo de Puerto Rico actúa como principal patrocinador del Abierto, y la directora ejecutiva, Carla Campos, resaltó el impacto que tiene el torneo cada año para la economía del país.

El turismo es el motor de nuestra economía y eso ha quedado demostrado en el último año y medio, cuando hemos visto que es el principal sector en levantarse (tras el huracán María). Que regresen al destino nuestros grupos, convenciones y turistas, ha sido clave en el proceso de recuperación. Pero también tenemos que destacar el impacto económico que tiene este evento”, dijo Campos durante la conferencia de prensa, para luego proceder a resaltar algunos números de lo que espera la Compañía de Turismo sobre esta edición del Abierto.

Según informó, se esperan unos 1,500 visitantes del exterior entre los que se incluyen personal de la PGA, del Golf Channel, jugadores y sus respectivos equipos de trabajo.

Estas personas generarán un total de 5,250 cuartos-noches, aproximadamente. A nivel de valor publicitario, y lo que va a recibir Puerto Rico como cobertura ante el mundo, es una publicidad valorada en sobre $12 millones. Se generan sobre 600 empleos en nuestra economía, y para las arcas del gobierno genera sobre dos millones de dólares”, resaltó la directora ejecutiva de la CTPR.

Sin embargo, la funcionaria subrayó que el impacto económico total para Puerto Rico con este torneo será de unos $9.6 millones durante esta semana. Así mismo, dijo que el Golf Channel transmitirá unas 25 horas del torneo que se extiende desde este jueves al domingo, por lo que nuevamente la isla recibirá una gran exposición a nivel mundial.

Entre los presentes en la conferencia estuvo John Norris, vicepresidente senior en asuntos de negocio de los torneos de la PGA, y este elogió la organización de los puertorriqueños pero sobre todo su resiliencia para levantarse luego del huracán, algo que según dijo, no ha visto en otras jurisdiccionesa pesar de que viaja 35 semanas al año.

Alto calibre

La edición de 2019 del Puerto Rico Open contará con la participación de dos pasados campeones del evento, Derek Lamely (2010) y Darren Andrew Points (2017).

Pero, además de estos, también se tirarán al campo los estadounidenses Daniel Berger y Peter Uihlein, clasificados actualmente en las posiciones número 72 y 95 del escalafón oficial del golf mundial (OWGR). El sudafricano Charl Schwartzel (99) completa el trío de jugadores del Top 100 del mundo, presentes en Puerto Rico este fin de semana.

En general, en Río Grande jugarán 10 de los mejores 200 golfistas del ranking mundial. Y entre esos, hay dos que están entre los mejores 70 en lo que va de temporada para la Copa FedEx. El canadiense Corey Conners ocupa el escalafón número 39, y el estadounidense Robert Streb está en la posición 68 del FedEx Cup. Ambos las posiciones 195 y 196, respectivamente, en la lista.

En el caso de Campos, quien juega en la gira Web.com, el nivel anterior al PGA Tour, está clasificado tercero en su circuito luego de su triunfo en Bahamas.

Campos, quien sí ha jugado en eventos de la gira PGA, además del Puerto Rico Open, anda en busca de conseguir su tarjeta como jugador del circuito mayor para tener una temporada completa. Antes jugó cinco temporadas en el Tour de PGA Latinoamérica, y lleva cuatro en el Web.com.


💬Ver 0 comentarios