Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Cuando Jaime Espinal escuchó por primera vez la palabra “lucha”, rápido se imaginó a sí mismo emulando los pasos de Carlitos Colón en la lucha libre. Poco se imaginaba que la lucha era en sí un deporte que lo llevaría a la gloria olímpica y que, a la vez, lo encaminaría en una vida llena de obstáculos.


💬Ver 0 comentarios