Adriana Díaz, número 20 en el escalafón mundial de la ITTF, tras vencer a la estadounidense Lily Zhang. (Juan Luis Martínez Pérez)

En otra final de ensueño para los fanáticos boricuas, Adriana Díaz revalidó como campeona de la Copa Panamericana al vencer esta noche a la estadounidense Lily Zhang, en la final del torneo de la Federación Internacional de Tenis de Mesa (ITTF, por sus siglas en inglés) que se realizó en el coliseo Mario “Quijote” Morales, en Guaynabo.

Díaz fue protagonista de otro espectáculo deportivo este domingo en la noche que fue disfrutado por el numeroso público que se dio cita en la instalación y que no dejó de vitorearla y alentarla durante el juego. De la misma forma, las banderas de Puerto Rico ondearon con fuerza en cada punto.

Y tal y como ocurrió en el 2019, cuando la atleta venció a la canadiense Mo Zhang, la celebración se desbordó cuando la boricua de 19 años y número 20 del mundo derrotó a Lily Zhang por 4-2 (11-4, 11-2, 12-10, 7-11, 9-11 y 11-8). De la misma forma, Díaz se subió a la mesa ubicada en el centro de la cancha con una enorme bandera de Puerto Rico.

Díaz dominó ampliamente a Zhang en los dos primeros sets, pero la estadounidense cambió de estrategia y apretó la ofensiva en los próximos tres, para ganar el cuarto y quinto y mantenerse con vida en el juego. Sin embargo, la utuadeña mantuvo el control para llevarse el sexto set y retener el título de la ITTF.

Al repasar el encuentro final contra la jugadora estadounidense, Díaz reconoció que su contrincante subió su nivel a partir del cuarto set y que eso la afectó y la puso “un poco nerviosa”. Sin embargo, logró sobreponerse para sacar el juego gracias a su fortaleza mental. “Yo creo que el aspecto mental en el 3-2 fue lo que me hizo mejorar y seguir luchando”, dijo Díaz.

La atleta añadió que la diferencia entre el partido de hoy y el del Abierto de Eslovenia y la Copa del Mundo de 2019, competencias en las que la estadounidense derrotó a la boricua, fue que Lily Zhang estuvo nerviosa esos primeros tres sets. Asimismo, senaló el apoyo del público como un factor para que la estadounidense se viera abajo por 3-0 al principio del juego.

“La diferencia -sinceramente- fue que ella estuvo nerviosa los primeros sets. No se veía como la Lily que conozco. Estaba fallando cosas súper básicas. Solamente sé que cuando se puso 3-0, ella pensó que no tenía nada que perder y que tenía que seguir jugando. Yo creo que el público fuera un factor clave para que ella perdiera esos tres sets. Después ella se olvidó de eso”, compartió.

“Cuando se puso 3-2, me dije ahora o nunca, no quiero que se vaya a un séptimo”, agregó.

La utuadeña expuso que veía algo difícil el asunto de volverse a coronar campeona pues sabía que la competencia era difícil. “Yo dije está apretado este año porque todas están jugando bien y es difícil cumplir con esas expectativas. Pero simplemente no me metí presión”.

Por su parte, el técnico y entrenador de Adriana Díaz, Bladimir Díaz, explicó que la clave para vencer a Lily Zhang fue llevar un juego corto sobre la mesa. Agregó que cuando el juego apretó, se limitó a mostrarse relajado para no añadirle más presión a su pupila.

Bladimir alabó el resultado del trabajo físico con el excampeón mundial Miguel Cotto. “El trabajo con Miguel Cotto rindió frutos. El trabajo físico fue fundamental para esos movimientos laterales. Yo estoy seguro que ellos se sorprendieron con nosotros”, manifestó.

Calderano también revalida

De otro lado, en la final masculina, que se disputó entre dos competidores de Brasil, Hugo Calderano también repitió como campeón al vencer 4-1 a Gustavo Tsuboi.

“Es un sensación increíble”, dijo Calderano al ganar.

Díaz llegó a la final tras derrotar en la semifinal a la estadounidense Yue Wu en horas de la tarde de hoy. También se impuso a la brasileña Jessica Yamada en la primera ronda y a la mexicana Yadira Silva en cuartos de final. Fue la única boricua en llegar hasta la final.

La tenismesista de 19 años, número 20 en el escalafón mundial de la ITTF, también obtuvo uno de los pases a la Copa Mundial femenina, que se llevará a cabo en en Bangkok del 23 al 25 de octubre.

Brian Afanador y Melanie Díaz cayeron en cuartos de final ante el paraguayo Marcelo Aguirre y Lily Zhang, respectivamente. Mientras, Héctor Berríos perdió en su debut ante el estadounidense Kanak Ja.

Los campeones y subcampeones obtuvieron un pase para la Copa Mundial femenina y masculina, que se realizarán en octubre.


💬Ver 0 comentarios