Darvin Báez ganó una medalla de plata en los 100 metros pecho. (Lima 2019)

Cuando la delegación paralímpica nacional partió para Lima para participar de los Juegos Parapanamericanos, tenía la expectiva de regresar con cinco preseas.

La historia no fue así, pues solo conquistó tres metales. Sin embargo, los directivos del Comité Paralímpico de Puerto Rico (Copapur) se sienten satisfechos con las mismas, aunque reconocen que hay algo de frustración con lo que no se logró y ya hacen planes de cara a los Juegos Paralímpicos Tokio 2020.

“Mejoramos significativamente Toronto (los Parapanamericanos de Toronto 2015, donde se obtuvieron dos medallas de bronce)”, expresó Germán Pérez, presidente del Copapur

“Hay mucha alegría con lo que se logró y con frustración con lo que no. Ahora tenemos nuestra mira en Tokio y en los atletas que pueden clasificar”, agregó Pérez.

Al hablar de las tres medallas de plata que se obtuvieron, reconoció que no esperaban la del semifondista Carmelo Rivera en los 1,500 metros. Por otro lado, sostuvo que en el caso del nadador Javier Hernández, que se esperaba que ganara una medalla, no pudo lograrlo debido a que los atletas de su división mejoraron grandemente.

“Su categoría fue muy fuerte. Cada país envió atletas con miras que clasificaran a Tokio”, expresó el líder paralímpico.

Los planes del Copapur se enfocarán en los tres medallistas: Rivera, el judoca Luis Pérez y el nadador Darvin Báez. También en Hernández, el corredor Eric Colón y en Johannes Hernández, de powerlifting, que quedó cuarto.

La mayoría de la delegación regresa al país hoy a las 4:00 p.m. en el vuelo 142 de Copa, procedente de Panamá. Pérez, que llegó a Puerto Rico el viernes para organizar el recibimiento, invitó al pueblo a acompañarlos a la recepción en el Aeropuerto Internacional Luis Muñoz Marín.


💬Ver 0 comentarios