Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Woods sueña con volver a saborear la gloria, pero sabe que es difícil. A menudo dice que “el inexorable paso del tiempo sigue invicto”. (AP)

Nassau — Tiger Woods no podría haber sumado más puntos ante sus dos hijos que cuando los llevó hace poco a ver un partido amistoso del Barcelona en Miami y consiguió que Lionel Messi y Luis Suárez los recibiesen en el vestuario.


💬Ver 0 comentarios