Wesley Vázquez terminó quinto en la competencia ganada por Donovan Brazier. (AP)

El semifondista puertorriqueño Wesley Vázquez finalizó quinto en la final de 800 metros del Campeonato Mundial de Atletismo que se celebra en Doha, Catar. 

Vázquez dominó los primeros 400 metros, pero no pudo mantener el ritmo. Hizo tiempo de 1:44.48. 

El estadounidense Donovan Brazier ganó con tiempo de 1:42.34, la mejor marca de la disciplina en la historia de un Mundial. En segundo lugar arribó Amel Tuka, de Bosnia y medallista de bronce en el Mundial de 2017, con 1:43.47. El bronce se lo llevó el keniano Fergunson Rotich al parar el reloj en 1:43.82, su mejor tiempo del año. 

Tanto Tuka como Rotich le pasaron a Vázquez en los último 200 metros de la carrera. Después del evento, Vázquez expresó que se sintió confiado en la pista.

"Hubo mucha confianza. Me sentía demasiado bien. Creo que pasé la primera vuelta muy rápido. Pero nada, seguimos fuerte. Ya faltando 220 metros sentimos el cansancio. No me sentí igual que la semifinal. Aguantamos un poco y al final pude hacer lo que pude", declaró. 

"Creo que fue lo más inteligente. Podía llevarme la plata o el bronce pero nada. Estuve en la final y entre los mejores cinco del mundo que es lo importante y defendimos la posición", agregó. 

Vázquez arribó a la prueba final luego de terminar con el mejor registro de las tres series con tiempo de 1:43.96, muy cerca de su marca nacional de 1:43.83.

El orocoveño de 25 años, quien ganó plata en los pasados Juegos Panamericanos de Lima, tiene un boleto asegurado para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. 

"Esto no se queda aquí. Ya sabemos que estamos entre los mejores. Ahora vamos tras la medalla olímpica", sostuvo.

Alaban su desempeño

Por su parte, el director del Departamento de Alto Rendimiento (DAR) del Comité Olímpico de Puerto Rico (Copur), Jaime Lamboy, alabó el desempeño de Vázquez y explicó las razones por las que el boricua no pudo resistir el embate de Brazier.

“Fue una carrera espectacular. Wesley siguió el plan de carrera trazado por su equipo de trabajo. La idea era pasar los 400 metros en unos 48 a 49 segundos, cosa que consiguió. Hizo un poquito menos de 49 (48.99). Lo que no esperábamos mucho es que Brazier se fuera a correr con Wesley tan temprano”, compartió Lamboy. 

“La fortaleza de Wesley es correr rápido al frente porque no es un rematador de carrera. Así que la estrategia con Wesley era que en sus primeros 600 metros estuviera primero o sólido en un segundo lugar para poder mantener la carrera”, agregó Lamboy, quien insistió en que el ritmo de esos 800 metros fue más “rápida de lo esperado”.

Al hablar de las posibilidades que tiene el deportista de cara a las Olimpiadas de Tokio 2020, a las que ya clasificó, Lamboy indicó que tiene potencial para podio. 

“Estamos contentos, contentos con lo que hizo, y nos pone en perspectiva de que seremos contendores a retar el podio olímpico en Tokio”, puntualizó.

Mientras, el entrenador de velocidad Luis López explicó que la estrategia que se siguió con Vázquez será la que se seguirá para que pueda optar por una medalla olímpica.

Al preguntarle a López las razones por las cuales Vázquez no pudo repetir el tiempo de la semifinal, sostuvo que la diferencia entre ambos tiempos no es tan amplia. 

“Para nosotros es excelente desde el punto de vista de que corrió tres rondas y obtuvimos una quinta posición, algo que el mundo entero no esperaba de Wesley”.




💬Ver 0 comentarios