La tenista estadounidenses Cori "Coco" Gauff tras derrotar a la rumana Sorana Cirstea durante su partido de segunda ronda en el Abierto de Australia en Melbourne. (AP)

Melbourne — La segunda ronda del Abierto de Australia se complicó el miércoles para Coco Gauff.

Las faltas dobles se iban acumulando, hasta llegar a nueve. También las desventajas: empezó perdiendo el primer set contra Sorana Cirstea, 74ta del ranking mundial femenino. Después, tras forzar un tercero, Gauff se vio 3-0 abajo y cedió 14 de 16 puntos con una serie de errores. Tras igualar el marcador, Gauff estuvo a dos puntos de perder.

Pero nada importó. Como siguió demostrando una y otra vez, Gauff no es una chica corriente de 15 años. Tampoco es una tenista corriente. Tras derrotar a Cirstea por 4-6, 6-3, 7-5 en poco más de dos horas, consiguió una plaza en otro duelo con Naomi Osaka en un Grand Slam.

“Palpité que el rumbo del partido cambiaba”, dijo Gauff sobre el súbito vuelco en el duelo ante su rival rumana. “Sabía que tenía que seguir presionando”.

Menos de cinco meses después de su memorable encuentro en el Abierto de Estados Unidos — Osaka ganó en sets corridos y después consoló a Gauff, que lloraba, y la animó a dirigirse al público, las dos volverán a encontrarse. Como entonces, Osaka defiende el título y Gauff hace su debut en el torneo.

“Creo que estaré menos nerviosa”, dijo Gauff, quien venía de eliminar a Venus Williams, la campeona de siete grandes en la primera ronda el lunes. “Creo que me siento más confiada ahora”.

Osaka superó antes algunas frustraciones, aferrando la raqueta con ambas manos y lanzándola al suelo, lanzando una pelota de tenis y después pateando la raqueta. Después se compuso y derrotó a la china Zheng Saisai por 6-2, 6-4.

“La raqueta se me escurrió mágicamente. No podía controlarla”, dijo Osaka con una sonrisa pícara.

También ganaron Serena Williams, imponiéndose 6-2, 6-3 a Tamara Zidansek en un partido que terminó con el techo retráctil del Rod Laver Arena cerrado por la lluvia; la número uno Ash Barty; y Petra Kvitova, la campeona de dos grandes que perdió ante Osaka en la final de la edición del año pasado.

En el cuadro masculino, Novak Djokovic evitó cometer el mismo error de hace tres años cuando se enfrentó a un rival con un wildcard en la segunda ronda de Melbourne.

Djokovic derrotó a Tatsuma Ito por 6-1, 6-4, 6-2 en la brisa de la Rod Laver para pasar a tercera ronda. Su próximo rival será otro jugador japonés, Yoshihito Nishioka, quien derrotó a Dan Evans (30mo clasificado.

Djokovic fue eliminado en 2017 en segunda ronda por Denis Istomin, que, como Ito, había llegado al torneo tras ganar la eliminatoria de Asia-Pacífico por una plaza de wild-card. Fue la peor aparición de Djokovic en Australia desde que saliera en primera ronda en 2006.

Su experiencia en Melbourne Park se hizo notar cuando arreció el viento por la tarde.

“(Ito) tiene mérito por pelear hasta el final. Las condiciones son duras aquí”, dijo Djokovic. “El viento puede sacarte muy rápido de tu zona de confort”.

Roger Federer tampoco tuvo dificultades para vencer al serbio Filip Krajinovic por 6-1, 6-4, 6-1.

Mientras que Federer tuvo el habitual día libre de Grand Slam entre partidos, Krajinovic, 41ro del ranking, vio demorado su partido de primera ronda por la lluvia y no tuvo tiempo de descansar tras su victoria del martes en cinco sets.

“Sí lo lamento un poco”, dijo Federer, que ahora se enfrentará al australiano John Millman, que le sorprendió en la cuarta ronda del Abierto de Estados Unidos en 2018.


💬Ver 0 comentarios