Mónica Puig vio su récord caer a 18-21 en el 2019. (AP / Archivo)

El nuevo capítulo de la tenista Mónica Puig Marchán con su entrenador Philippe DeHaes comenzó con el pie incorrecto, luego que la boricua cayera hoy en la primera ronda del Abierto  de Japón.

Puig perdió ante la kazaja Zarina Diyas por pizarra de 6-0 y 6-3 en apenas 58 minutos. El resultado fue un balde de agua fría para la puertorriqueña, que entraba como la número 69 del mundo y era favorecida ante Diyas, quien ocupa la 89 y tuvo que ganar dos partidos en la ronda clasificatoria para lograr un espacio en el cuadro principal.

No fue un buen partido para Puig desde el servicio, al sumar cinco dobles faltas y al ganar el 56% de sus primeros saques. Diyas, por su parte, solo registró tres dobles faltas y ganó el 88% de sus primeros saques.

Este es el tercer torneo consecutivo que Puig no puede adelantar de la primera ronda en un cuadro principal. Previamente, cayó en la primera ronda del Abierto de Estados Unidos y en Cincinnati.


💬Ver 0 comentarios