Mónica Puig durante el campamento de entrenamiento que realizó en Argentina en los pasados meses. (GDA / La Nación de Argentina)

La tenista puertorriqueña Mónica Puig Marchán decidió retirarse del torneo Oracle Challenger Series que se celebra en Indian Wells, California, al entender que aún no está lista en un 100 por ciento para regresar a competencia.

Puig estaba incluida anoche en el cuadro principal del torneo y estaba pautada a enfrentarse hoy, martes, con la japonesa Kurumi Nara. Sin embargo, el equipo de Puig optó por atrasar su regreso a la cancha, en lo que sería su primer torneo desde que se operó el codo derecho a mediados de diciembre.

“(Puig) no está 100 por ciento lista para jugar con el codo. Por lo demás, todo está bien y está muy cerca de estar 100 por ciento. Pero (Puig) sentía que entrar al partido, sin estar completamente lista, no era la decisión correcta”, expresó el agente de Puig, Marijn Bal, a El Nuevo Día.

Bal añadió que el equipo de Puig no se ha fijado una nueva fecha para su regreso al tour de la Asociación de Tenis de Mujeres (WTA, por sus siglas en inglés).

“Iremos semana a semana”, expresó.

La campeona olímpica aparece entre las tenistas confirmadas para el Abierto de Zapopan, que se disputará del 16 al 21 de marzo en Guadalajara, México.

Mientras, el 11 de marzo arranca el BNP Paribas Open en Indian Wells, un torneo premier mandatorio. Sin embargo, Puig había expresado su interés de regresar al circuito en torneos en los que no participaran las mejores tenistas del ranking, como el Oracle Challenger Series y el Abierto de Zapopan, para ganar confianza.

Puig aún no ha visto acción esta temporada en lo que se recupera de la operación que reparó su nervio cubital. Puig arrancará la temporada con el argentino Diego Veronelli como su nuevo entrenador.


💬Ver 0 comentarios