Novak Djokovic le pega a la pelota con su forehand durante su partido contra el ruso Aslan Karatsev. (Andy Brownbill)

Melbourne, Australia - El serbio Novak Djokovic llegó a la final del Abierto de Australia por novena vez al vencer el jueves al ruso Aslan Karatsev, por 6-3, 6-4, 6-2.

Djokovic, el mejor clasificado, tiene marca de 8-0 en sus viajes anteriores a la final en Melbourne Park. También está invicto en las nueve semifinales que ha disputado en Australia.

Karatsev, el clasificado número 114 en el ranking de la ATP, fue el primer hombre en llegar a las semifinales en su debut en un Grand Slam, pero su notable racha llegó a su fin ante el mayor obstáculo que hay que encontrar en la cancha azul del Rod Laver Arena.

El clasificado ruso estuvo cerca durante los primeros siete juegos y protagonizó una remontada de 5-1 abajo en el segundo set, pero por lo demás Djokovic estaba al mando. Djokovic ha tenido un problema en los músculos abdominales desde su partido de segunda ronda, pero ahora dice “este es el mejor como me sentí en todo el torneo”.

El ruso Aslan Karatsev se despide de los presentes en el Rod Laver Arena. (Andy Brownbill)

El astro serbio tiene marca de 9-0 en las semis del primer Grand Slam de la temporada, y está a ley de una victoria de conquistar su novena corona en Australia.

“Mientras más gano, más me gusto volver”, dijo el número uno del mundo. “El idilio continúa”.

Djokovic tendrá libre el viernes cuando Daniil Medvedev (4to cabeza de serie) y Stefanos Tsitsipas (5to), quien viene de ganarle una batalla de cinco sets a Rafael Nadal, se midan en la otra semifinal. Djokovic dijo que preparará unas palomitas de maíz para ver el partido que definirá su rival en la final del domingo.

Dado su exitoso historial en Melbourne, Djokovic debe sentirse muy entusiasta con respecto a otra final. Ya ostenta el récord de títulos del torneo, con ocho. Va por el 18vo en las grandes citas, con lo cual reducirá la brecha que le separa de Roger Federer y Nadal, dueños del récord histórico de 20.

A sus 33 años, Djokovic quiere convertirse en apenas el segundo hombre que gana nueve o más títulos en uno de los cuatro grandes. Nadal es dueño de 13 en Roland Garros. Djokovic, en Australia, y Federer, con ocho en Wimbledon, comparten la segunda plaza.

“La recuperación es la prioridad ahora mismo”, dijo Djokovic. “Ya he tenido un buen rodaje de partidos, suficiente tiempo de práctica”.

“Ahora todo es cuestión de reservar la energía necesaria para el partido más importante del Abierto de Australia”, añadió.

💬Ver comentarios