El serbio Novak Djokovic realiza un tiro en su duelo ante el canadiense Milos Raonic en los cuartos de final del Abierto de Australia, en Melbourne, el martes 28 de enero de 2020. (Andy Wong)

Melbourne, Australia. — El Abierto de Australia y todos los eventos previos al primer major del año se realizarán en Melbourne en enero en un intento de minimizar el riesgo de que los jugadores viajen y tengan que estar en cuarentena debido a la pandemia de COVID-19.

La Federación australiana moverá los torneos de Sidney, Brisbane, Perth, Adelaide y Hobart a Melbourne, en donde habrá una burbuja para la cuarentena y práctica, así como un sistema de bioseguridad que se instalará para los jugadores de élite.

Las fronteras internacionales con Australia están limitadas y aún hay restricciones para viajes entre sus estados.

Los organizadores del tenis australiano indicaron que la logística, incluyendo las llaves y el calendario, será resuelta en las semanas previas al Abierto de Australia, que está programado para iniciar el 18 de enero.

Hay un flujo de 2,600 jugadores internacionales y su séquito que viene de todo el mundo, ese es el factor determinante

Mark Handley / Gerente general de la Copa ATP

Mark Handley, gerente general de la Copa ATP y director del torneo de Brisbane, dijo que la decisión que instaurar todos los torneos de Australia en una zona segura se hizo para dar tranquilidad a los jugadores y tiempo suficiente para prepararse para el Abierto de Australia.

“Hay un flujo de 2,600 jugadores internacionales y su séquito que viene de todo el mundo, ese es el factor determinante”, subrayó Handley a la radio Australian Broadcasting Corp.

Novak Djokovic mejoró a un impresionante 16-0 su foja combinada en semifinales y finales en el Melbourne Park, al ganar el torneo el pasado enero. (Lee Jin-man)

“Es realmente importante para nosotros proteger el Abierto de Australia —genera el 90% de los ingresos y fondos de nuestro deporte” en Australia, sostuvo Handley. “Otra clave en la decisión fue que incluso si seguíamos con el torneo de Brisbane, había un riesgo real de que otro brote en Queensland y Victoria llevara al cierre de sus fronteras, entonces tendríamos a jugadores varados y sin poder participar en el Abierto de Australia”.

Se espera que los jugadores internacionales comiencen a arribar a Australia a mediados de diciembre para un periodo de cuarentena de 14 días.

El director del Abierto de Australia, Craig Tiley, afirmó al Herald-Sun que el traslado de todos los torneos y jugadores al estado de Victoria ayudará a que los cambios de último momento en las restricciones de viaje entre estados tengan poco impacto en el torneo.

Los planes previos al Abierto de Australia son similares a los del U.S. Open, el primer major del tenis que se realizó tras la suspensión de los deportes por el coronavirus, cuando trasladaron el torneo de Cincinnati a Nueva York antes del Grand Slam.

Los organizadores en Australia esperan que el gobierno del estado de Victoria permitan el ingreso de espectadores al Melbourne Park para el Abierto. En este momento, el gobierno estatal ha permitido el ingreso de 25% de su capacidad en el Melbourne Cricket Ground para el duelo entre Australia y la India del 26 de diciembre.