César Trabanco, presidente de la FPV, tomó el viernes la decisión de impedir la participación de Corozal en el venidero torneo femenino, la que ratificaron el domingo los demás apoderados. (GFR Media)

La Federación Puertorriqueña de Voleibol (FPV) anunció este miércoles la cancelación de la temporada 2020 de la Liga de Voleibol Superior Femenino, a poco más de un mes de la fecha de inicio pautada.

La campaña estaba prevista para iniciar el 24 de enero, pero se decidió cancelar debido a una disputa con la apoderada de las Pinkin de Corozal, Lilibeth 'Lily' Rojas, que llegó hasta el Tribunal Apelativo y de Arbitraje Deportivo (TAAD). Esta semana, el TAAD dictaminó que las Pinkin podrían firmar jugadoras antes de la temporada como equipo de expansión, algo que inicialmente había negado la FPV.

El presidente del organismo, doctor César Trabanco, expresó en un comunicado de prensa que la decisión del TAAD de autorizar a las Pinkin a firmar unas jugadoras previo al sorteo de novatas de 2020 afectaba económicamente a los demás equipos, razón por la cual los demás apoderados votaron a favor de cancelar la campaña.

La FPV había denegado la petición de Rojas para firmar jugadoras luego de ser aceptada como apoderada. La franquicia esperaba su regreso a la liga ya que no participa en el torneo local desde 2013. Pero tras la decisión federativa de negarle la firma de jugadoras, Rojas decidió llevar la apelación del caso ante la consideración del TAAD a finales de octubre.

Y mientras Rojas esperaba por la decisión del tribunal deportivo del Comité Olímpico de Puerto Rico (Copur), la junta directiva de las ligas femenina y masculina ratificó este pasado domingo la decisión de Trabanco de no permitir la participación de las Pinkin en el torneo de 2020. La decisión de la junta se basa en que el reglamento impide la aprobación de nuevos equipos durante un periodo próximo a las elecciones presidenciales de la federación.

Incluso, varios apoderados trataron de impugnar la ratificación de Rojas como apoderada nueva por entender que solicitó su entrada a la liga dentro del periodo de veda. Sin embargo, Rojas sostiene que tiene la evidencia que demuestra que lo hizo antes de entrar en vigor el periodo restrictivo, según publicara el diario Primera Hora.

“Debido a la decisión emitida por el TAAD durante el día de hoy (martes), se afectan económica y competitivamente los otros equipos de la liga. Los apoderados allí presentes decidieron que ante la situación legal que se puede extender por una posible apelación de la Federación y lo que esto podría demorar, decidieron no participar en la próxima temporada”, mencionó Trabanco en el comunicado, haciendo referencia a la reunión extraordinaria celebrada el martes en la noche en Ponce.

Trabanco añadió que lo determinado por los apoderados está fundamentado en los daños promocionales, de mercadeo y organizativos que cada equipo sufre ante esta incertidumbre, reza el comunicado.

La decisión de la liga significa que será la primera vez desde el inicio del torneo en 1968, que la temporada se cancelapor una situación similar. En 2018 la temporada se canceló pero fue por los estragos causados por el huracán María cuatro meses antes del inicio de la campaña.

En resumen, el TAAD falló el martes a favor de las Pinkin y su apoderada en cuanto al reclamo por el derecho a firmar jugadoras. En su fallo, el TAAD determinó que las Pinkin tienen derecho a firmar hasta nueve jugadoras previo al sorteo de novatas, citando la constitución federativa.

La FPV le negaba ese derecho a las Pinkin alegando que la constitución había sido enmendada pero que por un error involuntario no se había hecho el cambio en el documento de la misma.


💬Ver 0 comentarios