Las Criollas buscaban el lunes en la noche el campeonato de la LVSF, con ventaja de 3-2 sobre las Changas. (GFR Media) (semisquare-x3)
Las Criollas buscaban el lunes en la noche el campeonato de la LVSF, con ventaja de 3-2 sobre las Changas. (GFR Media)

Las campeonas Criollas de Caguas y las Changas de Naranjito no terminarán la presente temporada de la Liga de Voleibol Superior Femenino (LVSF) nadando en dinero, pero el trabajo que han realizado durante todos estos meses ayudarán a estas franquicias a terminar en una buena situación económica y con planes alentadores para las venideras campañas.

En el caso de Caguas, su apoderado Francisco “Furiel” Ramos indicó que su fórmula para no reportar pérdidas no se centra tanto en los fanáticos, sino en hacer un presupuesto a principios de año que siguen al pie de la letra. De la misma forma, el equipo ha logrado cultivar un grupo de auspiciadores de envergadura, a los que tratan con deferencia para que se sientan “especiales” y no dejen de apoyarlos económicamente.

“El equipo de Caguas corre un poco diferente. Nosotros hacemos un presupuesto cuando se comienza la temporada y corremos a base de ese presupuesto. El que entre la fanaticada o no, no le damos un peso extraordinario porque el trabajo está en bregar con la temporada muerta y los auspiciadores”, declaró Ramos, quien reconoció que él posee la ventaja de ser dueño del establecimiento de venta de autos Furiel Auto.

Las Criollas buscaban el lunes en la noche el campeonato de la LVSF, con ventaja de 3-2 sobre las Changas.

Por su parte, la gerente general de Naranjito, la exjugadora Tatiana Encarnación, expuso que el apoyo de los seguidores del sexteto ha sido crucial, unido al desempeño fenomenal del equipo que cerró como líder del torneo regular con marca de 21-3.

La situación económica del país no es fácil. Correr una franquicia deportiva tampoco lo es, y no porque la gente no quiera apoyarlos, sino porque los comercios y los municipios no pueden dar los auspicios que daban antes. Pero el haber llegado a la final y la exposición y el auge que ha tenido el equipo y la presencia de la fanaticada es algo que nos beneficia muchísimo en el momento de conseguir auspicios”, apuntó la exjugadora de la Selección Nacional.

Encarnación también se mostró entusiasmada con la proyección al futuro, pues cuentan con un prometedor núcleo de jugadoras jóvenes, como Noami Santos-Lamb.

Ambos directivos, presentes en el sexto juego de la serie final de la LVSF en el coliseo Roberto Clemente, de San Juan, recalcaron que no esperan cerrar el año con pérdidas.

Notable la falta de refuerzos

Por otro lado, Ramos entiende que la ausencia de jugadoras refuerzos en la liga pudo haber afectado los números de asistencia. “Cuando no hay refuerzos, no es lo mismo. La gente, quizás porque el espectáculo no tiene la altura... Eso es algo que he comentado en la junta de gobierno de la Federación Puertorriqueña de Voleibol”, dijo Ramos.

“Esas jugadoras importadas que vienen a Puerto Rico son jugadoras topes del mundo, vienen de las mejores universidades de Estados Unidos, nosotros las contratamos, y ese nivel de juego aumenta la calidad de juego de nuestras jugadoras nativas y -a la vez- le permite al fanático local disfrutar de jugadoras que no las podrán ver después”, remató el apoderado criollo.

Aunque la temporada 2019 se jugó sin jugadoras refuerzos, sí participaron las llamadas jugadoras nativizadas y de segunda generación.


💬Ver 0 comentarios