En la foto, San Ignacio frente a Santa Teresita en las semifinales. (Suministrada)

Manatí. El Colegio San Ignacio se medirá a Bayamón Military Academy (BMA) en la rama masculina y Saint Francis hará lo propio frente a Discípulos de Cristo (ADC) en femenino en sus respectivas series finales de la Copa de Voleibol Escolar El Nuevo Día, que celebrará su día cumbre este domingo en el coliseo Juan Aubín Cruz.

Será la culminación de un torneo de cuatro días que reunió a 48 de los mejores sextetos escolares de toda la Isla, tanto de escuelas públicas y privadas.

La final femenina (Saint Francis y ADC) está pautada para la 1:30 p.m. y la masculina (San Ignacio y BMA) a las 2:45 p.m.

La final masculina presentará a dos sextetos que dejaron en el camino a los primeros dos clasificados del torneo. San Ignacio superó en la semifinal al primer sembrado, Santa Teresita de Naranjito, 25-23 y 25-17, mientras BMA luchó tres reñidos parciales antes de dominar al subcampeón de la última edición del 2016 y número dos de este torneo, San José de Río Piedras, 25-20, 18-25 y 15-8.

“Yo creo que la clave estuvo en que nuestro servicio fue bien ofensivo y bloqueamos mucho. Mañana (domingo) venimos con mucho deseo de llevarnos la tercera Copa de la historia a nuestro Colegio”, comentó Edwin Meléndez, entrenador de San Ignacio.

Será, además, el primer encuentro entre ambos sextetos esta temporada.

“Esto es un torneo de emociones y no todo el tiempo el mejor equipo es el que gana. San Ignacio es un equipo bien fuerte y grande, pero nosotros tenemos que apostar en lo que hemos sostenido todo el año, que es nuestro servicio y nuestra defensa”, sostuvo Yamil Torres, coach de BMA.

Mientras, en la rama femenina, Saint Francis hizo valer su calidad de primer clasificado al superar en dos parciales 25-14 y 25-14 a San Felipe. Con el triunfo, aseguró el pase a la final y el derecho de disputar la copa ante ADC, segundo sembrado, que en la semifinal se impuso en un duro partido ante Piaget de Manatí, 20-25, 25-20 y 15-11.

“Estipulamos como meta llegar al baile final y gracia a Dios lo logramos. Teníamos un equipo difícil (Piaget) al otro lado. Mis respetos a todas esas jugadoras”, comentó Julio Meléndez, coach de Discípulos de Cristo, quien utilizó a varias de sus jugadores Juniors para amarrar el triunfo que lo catapultó a la final.

Saint Francis, por su parte, volverá a apostar a su servicio como su principal arma en su intento por llevarse la copa a su colegio.

“Después que seamos consistentes en en el servicio, que ha sido dominante todo el año, pensamos que (ADC) podrían confrontar problemas, pero, no podemos quitarnos. Discípulos es un equipo de tradición que siempre está en las finales. Va a ser un gran partido”, subrayó.

La acción del último día de competencia iniciará a las 11:00 a.m. con el partido por el tercer puesto femenino entre San Felipe y Piaget, seguido por el choque de San José y Santa Teresita, a las 12:15 p.m. también por el tercer puesto.


💬Ver 0 comentarios