Las Pinkin ostentan el récord de más campeonatos en la LVSF con 17. (David Villafañe)

Corozal - La cancha Carmen Zoraida Figuera retomó vida el miércoles con el regreso de las Pinkin de Corozal tras siete años de ausencia en la Liga de Voleibol Superior Femenino (LVSF).

Cientos de personas se dieron cita a la instalación para el partido inaugural de la temporada 2020 frente a las Indias de Mayagüez. Fueron muchos fanáticos y fanáticas corozaleñas que buscaron un recoveco en los alrededores de la cancha para estacionar sus vehículos y llegar a tiempo al encuentro.

En las gradas se encontraba Irma Vázquez, de 50 años, quien lucía una camiseta con el nuevo logo del sexteto, que retornó como franquicia de expansión al torneo de la mano de la exjugadora de las Pinkin Lilibeth ‘Lily’ Rojas.

“Es un orgullo demasiado grande, bien emocionante. Soy fanática desde pequeñita. Todos los corozaleños nacemos con voleibol en la sangre y estar aquí es muy emocionante”, expresó Vázquez a el Nuevo Día, quien confesó soltar lágrimas cuando se enteró del regreso del equipo.

“Estamos aquí para apoyar a Rojas porque el sacrificio que ella hizo fue grande y espero que todos los locales la apoyen”, agregó.

La LVSF por poco no se celebra este año debido a la controversia suscitada entre Rojas y la Federación Puertorriqueña de Voleibol. La LVSF determinó que la exjugadora no tenía derecho de firmar jugadoras agentes libres previo a la celebración del sorteo, pero Rojas acudió a la consideración del Tribunal Apelativo y de Arbitraje Deportivo (TAAD) del Comité Olímpico de Puerto Rico (Copur), que más tarde le dio la razón a la apoderada.

Ante el fallo, la junta de directores, conformada por los apoderados de equipo, decidió que no se celebraría temporada a poco más de un mes de la fecha original del inicio del torneo. El acuerdo para jugar se tuvo que determinar bajo la supervisión de un comité mediador designado por el Copur.

Entre los aficionados presentes, David Rivera, retirado de 73 años, aplaudió el esfuerzo de Rojas para que las Pinkin pudiera integrarse nuevamente a la LVSF.

“Fue tremendo porque empieza desde cero. Es fuerte. Vamos a ver si la fanaticada mantiene el apoyo. La fanaticada de aquí es buena. Siete años sin ver voleibol, hacía falta. Es bien bonito ver la gente porque uno se entretiene. Este es el deporte de aquí. Vamos a ver si los Plataneros (LVSM) regresan también”, declaró.

Marivanis Berríos Miranda, estudiante universitaria de 21 años, también celebró los esfuerzos de resucitar la franquicia que vio jugar cuando era niña.

“Es algo necesario porque la cultura corozaleña es el voleibol. Yo crecí en esta cancha viendo losjuegos de las Pinkiny los Plataneros, jugando también de chiquita. Desde que las eliminaron el pueblo perdió vida porque después de los juegos uno se iba celebrar a las calles. Pienso que Rojas puso el empeño, mercadeó bien el equipo. Pienso que fue excelente. A ella creer en esto, era lo que necesita el pueblo para creer también de nuevo”, opinó.

Las Pinkin ostentan el récord de más campeonatos en la LVSF con 17.

Previo al encuentro frente las Indias, la LVSF realizó la dedicatoria del torneo a la exjugadora Elanie López, quien se retiró en 2005 tras una carrera que comenzó en 1989 y durante la cual participó en los tres campeonatos consecutivos de las desaparecidas Leonas de Ponce en la década de los noventa.

También, hubo un espectáculo de bomba en el tabloncillo.


💬Ver 0 comentarios