Ariel Ortiz, exdirector atlético de la entonces UMet, aquí dirigiendo a las Orientales de Humacao de la Liga de Voleibol Superior Femenino en 2017. (Archivo / GFR Media)

La Federación Puertorriqueña de Voleibol (FPV) anunció tarde la noche del lunes el fallecimiento de Ariel Ortiz, otrora director atlético de la Universidad Metropolitana (UMet), ahora recinto de Cupey de la Universidad Ana G. Méndez.

Ortiz, de 59 años, falleció luego de sufrir un derrame cerebral, según trascendió.

El también excoach de voleibol, fue muy activo como director atlético de su institución y fue uno de los propulsores para que su universidad entrara al ruedo competitivo de la Liga Atlética Interuniversitaria (LAI) a mediados de la primera década del presente siglo.

De hecho, esto se logró por medio de la fusión de la entonces Organización Deportiva Interuniversitaria (ODI), que agrupaba en el pasado a instituciones más pequeñas como los colegios universitarios o regionales del Sistema de la UPR, así como otras universidades privadas como fue el caso de la UMet y la Universidad del Este.

Ortiz, también coach de voleibol, había sufrido un derrame cerebral según publicó Primera Hora, y falleció estando recluido en el Hospital HIMA de Caguas.

A Ortiz le sobreviven su esposa y tres hijas voleibolistas, incluyendo Ivania Ortiz, quien recién debutó esta temporada de la Liga de Voleibol Superior Femenino (LVSF). Ivania es una esquina que juega para las Criollas de Caguas.

Servera lo recuerda disfrutando en la cancha

Alguien que lo conoció muy bien e interactuó múltiples veces con él por su doble faceta en la UMet y en el voleibol, fue el actual director de torneo de la liga femenina, José “Picky” Servera. Servera y Ortiz coincidieron como dirigentes en la LVSF, pero también cuando Servera fue comisionado de la LAI y Ortiz fungía como director atlético de la UMet. Ortiz ocupó ese puesto por más de dos décadas hasta 2016.

“Yo tuve que ver con él cuando lo que era la LAICRE (Liga Atlética Inter Colegios Regionales) trató de unirse a la LAI. Él era uno de los que estaba presente (en las reuniones). Nos reunimos en la oficina de él. De esto hace… estamos hablando de los 90 a finales”, recordó Servera sobre el organismo que luego cambió de nombre a Organización Deportiva Interuniversitaria, mucho antes de que todas esas universidades se unieran también al programa de la LAI.

“En adición a eso, él dirigió a Toa Baja cuando yo era dirigente de Guayanilla. Ahí fue que lo conocí. Siempre que nos veíamos hablábamos, y uno de los vacilones que tuvimos por momentos era que cuando él estuvo con Toa Baja, hubo temporadas que ganó un juego o dos juegos. Y yo le decía, ‘eso no es malo, yo me cogí una chiva’”.

A Servera le tomó por sorpresa la noticia de la muerte de Ortiz, pues tan reciente como hace dos semanas lo vio en la cancha Roger Mendoza de Caguas viendo a su hija Ivania en un partido de las Criollas.

“Después del juego estuve hablando con él y lo felicité por su hija. Me da mucha pena. Lo veía durante el juego desde el otro lado de la cancha y lo que veía era a un papá orgulloso de su hija. Es una pena. Gente joven que se estaba disfrutando la vida. Eso es lo más que choca. Que yo lo vi esa noche que estaba disfrutando a su hija”.


💬Ver 0 comentarios