Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

Angel Pérez imparte instrucciones durante el partido del miércoles en la cancha Carmen Zoraida Figueroa.
Angel Pérez imparte instrucciones durante el partido del miércoles en la cancha Carmen Zoraida Figueroa. ([email protected])

Ángel Pérez tiene las manos llenas en su primera experiencia como dirigente en la  Liga de Voleibol Superior Femenino (LVSF).  

El destacado acomodador de la Selección Nacional comenzó su carrera como entrenador el miércoles al mando de las Pinkin de Corozal, la franquicia más exitosa en  LVSF, que estuvo fuera del torneo por siete años. 

Debutó con un revés en tres parciales ante las Indias de Mayagüez  en la cancha Carmen Zoraida Figueroa con un sexteto inexperto debido a que la organización está de vuelta como un equipo de expansión, por lo que tuvo que formarse con la selección de jugadoras en el sorteo al no tener reservas. 

Durante el encuentro, Pérez —con libreta en mano— se mostró calmado en su nuevo puesto, consciente de que enfrentará un largo torneo al iniciar la temporada sin fogueos ni participaciones en torneos preparatorios al no tener el equipo completo hasta el día inaugural del torneo.  

“Me siento cómodo en el rol. Es algo que vengo pensando hace dos o tres años, qué  hacer después de mi carrera de jugador”, expresó Pérez, de 37 años, a El Nuevo Día  luego del desafío inaugural. 

“Yo no me veo fuera de una cancha, no me veo en un trabajo de 8:00 a.m. a 5:00 p.m. en ningún lado. Me apasiona enseñar. Comencé a tocar base en las categorías menores a ver si en realidad esto era lo que me gustaba. Definitivamente, competir a nivel profesional es lo que quiero hacer. Tengo como meta ser el primer puertorriqueño establecido en Europa como entrenador. Allá vamos, igual como comencé de colocador, desde abajo, poquito a poco, así voy como entrenador” agregó. 

Antes de alcanzar el objetivo europeo, el primer colocador boricua en jugar en la Serie A de Italia debe convertir nuevamente a las Pinkin, ganadoras de 17 cetros en la historia de la LVSF, en un conjunto competitivo. Pérez sabe que colocar a Corozal en el tope de la tabla posiciones no ocurrirá de la noche a la mañana, por lo que no se mete presión pese al gigante reto que afronta como dirigente novel.

Sin presiones 

“Estoy tranquilo, Estoy comenzando mi carrera en un lugar donde no hay ningún tipo de presión. Eso es lo más importante para mí en estos momentos”, declaró. 

“En el ámbito femenino, (las Pinkin) es la (franquicia) más importante sin menospreciar a las Criollas de Caguas por lo que ha hecho en los últimos cinco años. Pero, quien conoce la historia, sabe la trayectoria de las Pinkin. Soy una persona que le encantan los retos. Posiblemente, este sea uno de los retos más difícilesque yo haya enfrentado en mi carrera o cualquier dirigente haya enfrentado. Lo estoy aceptando con mucha gallardía. No solo yo, el cuerpo técnico, las jugadoras y la apoderada (Lilibeth “Lily” Rojas). Vamos a echar para adelante y si la fanaticada viene a apoyar, vamos a construir poco a poco algo bueno aquí”, añadió. 

Pérez lo ha logrado todo como jugador en la Liga de Voleibol Superior Masculino (LVSM). Fue dos veces Jugador Más Valioso y tres veces Acomodador del Año. Suma múltiples campeonatos con los Changos de Naranjito y los Mets de Guaynabo,  así como destacadas participaciones en las ligas de Italia, Francia, Austria, Romania y Eslovenia. Insiste en que todavía no se ha retirado como jugador.  

Pide paciencia

 Fuera de cuántas temporadas le restan como jugador en la liga local, Pérez enfocará todos sus esfuerzos en echar hacia adelante el nuevo proyecto de las Pinkin, por lo que pidió paciencia a la apasionada fanaticada corozaleña. 

“Corozal debe tener paciencia con la franquicia. Vamos a salir a jugar mejor. Estoy seguro de eso con los juegos que pasen. Vamos a ir mejorando. Este es un pueblo que sabe de voleibol, que conoce de voleibol, que se desespera si no tiene un equipo competitivo. Pero entiendo que el esfuerzo que ha hecho Lily, siendo corozaleña, ha resonado en el pueblo. Se vio el apoyo en el primer juego. La paciencia del fanático siempre es complicada”, indicó.

 “Sabemos que esto es un proyecto a largo plazo, Nosotros vamos a salir a competir duro todas las noches. Sabemos que la tenemos complicada pero no nos va a quitar el sueño”, recalcó.