Foto de un partido de la final del Voleibol Superior Masculino de 2019 entre los eventuales campeones Mets de Guaynabo y los Indios de Mayagüez. (GFR Media)
Foto de un partido de la final del Voleibol Superior Masculino de 2019 entre los eventuales campeones Mets de Guaynabo y los Indios de Mayagüez. La liga masculina no pudo organizar torneo en el 2020 debido a la pandemia del coronavirus.

Los apoderados de las dos ligas de Voleibol Superior de Puerto Rico han sido citadas a sendas reuniones presenciales durante las primeras dos semanas de noviembre, informó el presidente de la Federación Puertorriqueña de Voleibol.

El propósito de la citación es para comenzar considerar alternativas para de la organización de ambas ligas para el 2021, detalló el presidente federativo, César Trabanco.

La primera liga que se reunirá será la femenina, la que tradicionalmente inicia su temporada en enero de cada año. Su reunión será el 7 de noviembre en Caguas.

La apoderada de las Pinkin de Corozal, Lily Rojas, dijo que se alegra de saber sobre la reunión y de que se puedan comenzar a analizar alternativas para montar una temporada en el 2021.

Es bueno dejarle saber a la gente cuál es el ánimo y las posibilidades para que ellos puedan hacer sus planes”, dijo Rojas consciente de que el primer paso, entre todos los sectores de voleibol, lo tienen que dar los apoderados.

Jugadoras y dirigentes se han estado preguntando qué sucederá con el torneo 2021.

La reunión de la liga femenina tiene 10 puntos en agenda, desde la discusión de una fecha tentativa para comenzar el torneo 2021 hasta el protocolo a seguir para realizar un torneo. Entre medio, la liga discutirá temas como dispensas, auspiciadores, deudas, fecha de sorteo y pago de deuda a la Confederación Norceca por concepto de jugadoras refuerzos.

El torneo 2020, que fue cancelado durante la pandemia, contó con la participación de las Criollas de Caguas, Valencianas de Juncos, Indias de Mayagüez, Pinkin de Corozal, Llaneras de Toa Baja, Amazonas de Trujillo Alto y las Changas de Naranjito. Aunque no jugaron en el iniciado y cancelado torneo del 2020, siguen registradas como franquicias las Orientales de Humacao y las Polluelas de Aibonito.

Hay que tomar la temperatura para ver en qué posición estamos

José Guilloty / Coapoderado de los Indios de Mayagüez
Foto de un partido de la final del Voleibol Superior Masculino de 2019 entre los eventuales campeones Mets de Guaynabo y los Indios de Mayagüez. (GFR Media)
En el pasado torneo masculino vieron acción seis de las nueve franquicias activas . (GFR Media)

Mientras, la liga masculina está citada para el 14 de noviembre, informó Trabanco.

El torneo masculino no arranco en el 2020. Iba a comenzar en mayo, pero la pandemia no lo permitió.

En el 2019, la liga contó con seis equipos: Mayagüez, Guaynabo, Naranjito, Juncos, San Sebastián y Yauco. Aunque no estuvieron activos en el 2019, los Plataneros de Corozal, los Capitanes de Arecibo y los Gigantes de Carolina siguen activos como franquicias.

El coapoderado de los Indios de Mayagüez, José Guilloty, desconoce cuál es el ambiente en su junta, pero quisiera jugar para darle taller a los jugadores. Guilloty dijo que indirectamente se beneficiaría la Selección Nacional, la que se nutre de jugadores de la Liga Superior.

“Hay que tocar temperatura para ver en qué posición estamos”, dijo Guilloty.

“Los muchachos está deseosos de jugar. El problema es cómo conseguir los recursos para jugar. Y sin torneo Superior no hay Selección Nacional”, advirtió.

Puerto Rico tiene solamente dos voleibolistas varones activos en el exterior. Los demás están inactivos.