Maurice Torres es el único jugador de Puerto Rico en la actualidad que constantemente encuentra trabajo en las principales ligas del mundo. (Cortesía/Galatasaray)

Tan reciente como en la temporada internacional 2017-18 del voleibol de clubes hubo un total de 17 puertorriqueños activos jugando como refuerzos. Hoy día solo hay dos en ese mercado: Maurice Torres en Turquía y Dennis de Valle en Portugal.

El voleibol masculino de Puerto Rico ha sufrido una baja drástica de jugadores firmados por las ligas de clubes internacionales en comparación con años anteriores. Mientras, las voleibolistas boricuas se mantienen como una atracción en el mercado internacional.

¿Qué ha pasado particularmente en Puerto Rico, porque no hay evidencia de que el mercado de transfers haya mermado a nivel mundial?

Un jugador boricua activo y un otro que jugó muchos años en el exterior señalan el aspecto económico como una de las razones de peso, entre otras, para la ausencia de boricuas en competencias internacionales.

Uno de ellos fue el exacomodador Fernando Morales, quien recién fue nombrado como el nuevo dirigente de la Selección Nacional femenina y quien estuvo activo aproximadamente 10 años en ligas como España, Chipre, y Bielorrusia.

Morales dijo que la cantidad de jugadores se ha reducido porque que el mercado económico para el atleta boricua ha desaparecido en una polarización de salarios y que, ante esa situación, el jugador local ha optado por unirse a la clase laboral en busca de ganar lo que antes generaba en la cancha.

“Ahora el mercado internacional está dividido entre un grupo reducido que se gana sobre $100,000 (por temporada) y el grupo que se gana por debajo de $20,000. Entre medio no hay salarios. Ahí, entre medio, estaba el jugador boricua. El jugador boricua al menos tiene estudios, por lo general, y tiene otras opciones”, dijo el también dirigente de voleibol NCAA en la Universidad de Evansville en Indiana.

Morales dijo que históricamente ha habido sus claras excepciones de boricuas que generan sobre $100,000 en el voleibol, como fue el caso de Héctor ‘Picky’ Soto. Actualmente, el opuesto Torres también está en ese nivel. Torres está activo en Turquía con el reconocido club Galatasaray.

La tendencia hacia la reducción de jugadores parece afectar particularmente el mercado boricua, y no a nivel global.

Pienso que una de las razones es la poca exposición en Europa que hemos tenido en los últimos años. Cada año las oportunidades de competencia internacional han disminuido, lo que afecta que otros entrenadores o agentes puedan conocer y ver a los jugadores”

Dennis Del Valle

La Federación Internacional de Voleibol (FIVB) dijo a este medio que no vislumbra una reducción de transferencias otorgadas para la temporada pandémica del 2020-21. Igualmente dijo USA Volleyball, que es una de las federaciones nacionales que más exporta jugadores.

“La FIVB está procesando transferencias, lo que hace difícil calcular si habrá una reducción en términos generales. Sin embargo, la FIVB no vislumbra una reducción drástica de transferencias internacionales para esta temporada”, escribió Anna Manuelian, del departamento de comunicaciones de la FIVB.

Entre varones y féminas, USA Volleyball ha otorgado hasta 350 cartas de transferencias para una temporada.

Dennis Del Valle es uno de dos jugadores boricuas que está activo actualmente en la temporada internacional de clubes. (Juan Luis Martínez Pérez)

Mientras, el activo líbero Dennis del Valle es el otro boricua que señaló a razones económicas para explicar la reducción de puertorriqueños activos en el mercado internacional. Del Valle también mencionó la falta de exposición del jugador boricua en Europa a través de la Selección Nacional.

“Pienso que una de las razones es la poca exposición en Europa que hemos tenido en los últimos años. Cada año las oportunidades de competencia internacional han disminuido, lo que afecta que otros entrenadores o agentes puedan conocer y ver a los jugadores. Además que el mercado está más competitivo y es sumamente costoso para los equipos europeos. Los equipos tienen que pagar a nuestra federación un transfer fee (que no es barato), pagar visados, entre otros costos. Si los pones en una balanza hay muchos equipos que simplemente prefieren firmar a otros jugadores que sea más costo efectivo y eso nos puede perjudicar”, dijo Del Valle.

Y lo cierto es que la Selección Nacional no ha clasificado a la Liga de Naciones en los últimos años, lo que le restado exposición a los jugadores del patio a nivel internacional.

En tanto, la Federación Puertorriqueña de Voleibol ha variado el cobro de cartas de transferencia a los clubes que contratan jugadores boricuas, dependiendo de la cantidad de dinero que se ganará el jugador. Pero un término generalizado es el 10 por ciento del salario base del jugador, dijo el presidente de la Federación, Dr. César Trabanco.

Hay otros factores ha considerar, como el mercado de Oriente Medio. Ese fue un destino favorecido por los boricua en años recientes. Ese mercado es de segundo nivel competitivo con salarios aceptables para los boricuas. Esas ligas están prácticamente cerradas a extranjeros por la pandemia.

España es otro mercado que recién se reabrió para los boricuas, luego de ser uno de los favoritos en las décadas del 1990 y 2000. Pero tampoco hay hoy en día jugadores varones activos en ese mercado con salarios bajos.

De otra parte, la cantidad de puertorriqueñas en el exterior continúa siendo considerable. En esta temporada, hay un total de nueve boricuas activas en el extranjero, incluyendo Daly Santana en Turquía y a Stephanie Enright en Italia.