Con el número 14, Manuel Torres, en primera fila, fue parte del equipo campeón de los Cafeteros en el 1965, junto a 'Pancho' Menay (4), 'Buyín' Camacho (10), y Quique Ruiz (9), entre otros. (Archivo)

El exjugador y exdirigente nacional, Manuel ‘El Perro’ Torres, falleció en la madrugada de este jueves tras complicaciones de salud, informó el exvoleibolista y exanalista, Julio ‘Buyín' Camacho.

“Fue un jugador fogoso, dedicado, y disciplinado. No rehuía al entrenamiento. Llegó a ser entrenador de la Selección Nacional. Se reunió con buenos entrenadores y se educó. Fue un buen ser humano", recordó Camacho a su complueblano.

Tenía 74 años.

Le sobreviven su esposa Annie Suárez, sus hijos Manuel Alejandro y Daniel y tres nietos, informó su hermana Marta.

Torres tuvo complicaciones de salud luego de una operación de espalda realizada hace dos años, precisó Marta. Caminaba con dificultad. Un infarto provocó la muerte estando en su hogar, detalló Marta.

La familia está coordinando los arreglos funerarios.

Apodado “El Perro" por herencia de su padre, Torres fue acomodador en las décadas de 1960 y 1970 con los campeones Cafeteros de Yauco junto a otros legendarios jugadores como Ángel ‘Conejo’ García, Francisco ‘Pancho’ Menay, y Enrique ‘Quique' Ruiz, detalló Camacho.

También representó a la Universidad de Cayey junto a Julio Figueroa, considerado uno de los mejores voleibolistas boricuas de todos los tiempos.

Igualmente, vio acción como jugador nacional en Juegos Centroamericanos y del Caribe, así como en otras competencias regionales, agregó Camacho.

En la década de 1980 pasó a ser dirigente del Voleibol Superior Masculino y perteneció a la comisión técnica que dirigía José “Che" Torres. Dirigió a Naranjito y a San Juan, entre otros equipos.

Tuvo varias etapas como dirigente nacional, siendo la primera en la era de los ’80 del presidente federativo fenecido Luis ‘Lulo' Mendoza. Luego dirigió la Selección bajo la presidencia de Carlos Beltrán. Su último torneo fue el Preolímipico de Norceca del 1995 en Calgary, Canadá, en donde dirigió a jugadores como Luis “Feñito" Rodríguez, Enrique “Papolito” López, Felipe “Pepa" Ralat y a un joven Héctor “Picky" Soto, entre otros.

Fue profesor de educación física en Yauco, en el colegio Holy Rosary, recordó su hermana. En San Juan trabajó en el colegio Buen Pastor de Río Piedras y Nuestra Señora de la Providencia de Cupey.

Trabajó como administrador del coliseíto Pedrín Zorrilla de San Juan y del coliseo Roberto Clemente, recordó su hermana sobre la labor que hizo en la pasada década.

“Fue un cooperador y un incondicional para el deporte, en particular para el voleibol", recordó Beltrán.