Foto de un partido de la final del Voleibol Superior Masculino de 2019 entre los eventuales campeones Mets de Guaynabo y los Indios de Mayagüez. (GFR Media)
Foto de un partido de la final del Voleibol Superior Masculino de 2019 entre los eventuales campeones Mets de Guaynabo y los Indios de Mayagüez. (GFR Media)

El sábado es un día crucial para las ligas superiores de voleibol en el país.

Las juntas directivas de las ligas femenina y masculina se reunirán para definir el futuro de ambas temporadas durante este año en medio de la pandemia por el coronarivus.

La competencia femenina ya había arrancado en marzo pasado cuando el torno sufrió una pausa por esta emergencia, mientras que el masculino estaba programa para empezar en mayo y fue postergado por la misma razón.

En el caso de la liga masculina, conocer la cantidad de equipos participantes en la temporada 2020  será factor para la celebración del torneo en los próximos meses.

Originalmente, la temporada iba a comenzar con ocho equipos el pasado 21 de mayo. Los sextetos participantes eran el campeón defensor Guaynabo, Carolina, Mayagüez, San Sebastián, Juncos, Naranjito, Yauco y el posible regreso de la franquicia de Arecibo mudada a Lares, informó César Trabanco, presidente de la Federación Puertorriqueña de Voleibol (FPV).

El sábado, los apoderados se reunirán para determinar la nueva fecha del torneo, la cual sería entre finales de agosto y septiembre. No obstante, todo dependerá si juegan al menos seis conjuntos, dijo Trabanco.

  “Si de los ocho equipos, cuatro solo dicen que van a jugar, pues es académica la reunión y un año de dispensa para todo el mundo. Espero que no sea así y que se juegue”, expresó Trabanco.

El año pasado, sin el coronavirus en el panorama, surgió un escenario similar.

En marzo de 2019, la FPV anunció la cancelación del torneo cuando solo cinco equipos (Guaynabo, Naranjito, Mayagüez, Toa Baja y San Sebastián) aseguraron su participación. Un mes después, Yauco y Juncos se integraron a la ecuación y la decisión fue revertida pese a la dispensa otorgada a los Llaneros.

“Esto lo vimos el año pasado. Es una decisión de los apoderados. Entiendo que van a querer mínimo seis equipos”, indicó Trabanco.

El líder federativo agregó que el sábado puede ser que no se tome una decisión final y entonces se convocaría otra reunión en tres semanas, atentos a las movidas del gobierno local sobre una nueva fase de apertura en la isla.

Podemos tener una segunda reunión con ellos para ver los pros y los contras de jugar. Tenemos que ver las situaciones de algunos municipios que aportan dinero a equipos de diferentes deportes, y ver cómo están esos municipios. También, el estatus de los auspiciadores porque no vamos a jugar para que después los equipos queden maltrechos, que tampoco es la idea. Hasta el momento, notenemos problemas de pago en los equipos”, declaró Trabanco.

Que equipos como Guaynabo y Mayagüez compartan la cancha con los quintetos del Baloncesto Superior Nacional (BSN) también complicaría el panorama debido a los protocolos salubristas que habría que establecerse para que ambos conjuntos coexistan en un mismo techo sin que surjan contagios de coronavirus.

“Se ha hecho anteriormente, pero no bajo estas circunstancias. Sería fuerte para los equipos estar quitando y poniendo materiales cuando en esas canchas se comparte todo”, señaló.

Decisión  en el femenino

Fuera de lo que se determine sobre la liga masculina, Trabanco afirmó que quiere salir hoy con una decisión final sobre el torneo femenino, el cual arrancó con siete equipos participantes antes de la pausa.

 “Me gustaría salir con una decisión final. Ya estamos viendo que las jugadoras están firmando en el exterior. Sabemos que no podemos bajar la guardia. El país no está bien. Tenemos un gran protocolo, intenso. Tenemos que velar por la salud antes que nada. Hasta el día de hoy (ayer), la mayoría (de las jugadoras) quieren jugar, pero las cosas cambian. Sabemos que hay apoderados con problemas económicos y otros que están bien. Todavía los deportes competitivos no están permitidos en la tercera fase de apertura, y el tiempo avanza. Nos amarra más las manos si la junta decide jugar”, dijo Tranbanco.

El torneo femenino no ha descartado la posibilidad de jugar sin público en las gradas. Al momento, el gobierno aún no ha dado instrucciones sobre la reanudación de las ligas profesionales en el país.