La jugadora de las Atenienses de Manatí publicó este vídeo para reportar los insultos que ha sufrido durante la serie semifinal de la Liga de Voleibol Superior Femenino.

Shirley Ferrer, opuesto de la Atenienses de Manatí y exjugadora de la Selección Nacional, ha vivido una desagradable experiencia durante los últimos dos partidos de la serie semifinal B de la Liga de Voleibol Superior Femenino (LVSF) ante las Pinkin de Corozal a consecuencia de algunos fanáticos que le han gritado epítetos raciales.

La jugadora acudió a sus redes sociales para denunciar el asunto, educar sobre las consecuencias de este tipo de comportamiento y para pedir empatía de parte de todos los seguidores del ese deporte.

El cuarto partido entre ambos sextetos será el martes, 19 de julio en Manatí. La serie se encuentra 2-1 a favor de Corozal.

“Esto es un llamado a la educación y a que se tome el toro por los cuernos y se trabaje con la situación que estamos pasando los deportistas profesionales hoy día. Que se nos dice que tenemos que aguantar situaciones e insultos de la fanaticada”, dijo en primer lugar Ferrer, quien recordó que ella nunca ha mostrado reparos para compartir con los fanáticos que la siguen.

“En los últimos dos juegos (de la serie semifinal) ha habido muchas faltas de respeto hacia las jugadoras, comenzando con que los otros días empezaron a gritar entre cientos de personas ‘Shirley, mona’. Usted gríteme lo que sea, ¿pero sabe qué? En cualquier liga eso es un comentario racista y discriminatorio”, añadió la estelar jugadora de Manatí.

Ferrer dejó claro que no tiene problemas con que los seguidores del voleibol demuestren su apoyo a los equipos de manera ferviente. Sin embargo, reiteró que esa no era la manera correcta. Igualmente, compartió como una niña de unos nueve a 12 años se le acercó al final del partido del ayer, domingo, para decirle “mona”.

“Cuando le dije: ‘Me dijiste mona. ¡Qué bonito!’. Me dijo que eso era para motivar. Yo espero que sus hijas, sus primas y sus sobrinas y los varones nunca tengan que recibir ese tipo de motivación”, enunció.

La atleta le pidió a los fanáticos que no se presten para este tipo de acciones y que la ayuden a crear conciencia y a erradicar esta nociva práctica. Asimismo, trajo a colación el hecho de que han habido atletas que se han suicidado al enfrentarse a ataques de este tipo.

“Hoy días hay muchas jugadoras que se están quitando la vida, mucho jugador que se ha quitado la vida porque no ha podido con las presiones”, apuntó Ferrer, que también puntualizó que los familiares de los deportistas escuchan estas expresiones y se afectan.

Política de cero tolerancia al racismo

Por su parte, el director de torneo de la LVSF, José Rafael “Picky” Servera, se mostró consternado con lo acontecido en los partidos e indicó que “nuestra política es de cero tolerancia” a los ataques racistas.

Agregó que se comunicará con la jugadora para indagar sobre la situación y expuso que, de poder identificar a las personas responsables de tan repudiables actos, no podrán volver a pisar una cancha mientras él sea el director de torneo.

“Esto yo lo repudio totalmente, y voy a ser bien fuerte con este asunto. Yo puedo adelantar que si nosotros podemos identificar quien fue el fanático o los fanáticos, no van a entrar más a una cancha de voleibol mientras yo esté. También van a haber unas advertencias a los equipos. Esto no lo vamos a permitir de ninguna forma”, manifestó Servera, quien -entre otras cosas- también redactará un aviso de advertencia en contra de estos ataques para que sea leído antes de los partidos.

“Entiendo que esto es una situación aislada, pero lo vamos a cortar de raíz”, afirmó el director de torneo. “Si tengo que jugar sin fanáticos, juego sin fanáticos para que aprendan”, puntualizó.

El presidente de la Federación Puertorriqueña de Voleibol (FPV), César Trabanco, también repudió lo acontencido en los últimos partidos y explicó que ha dado instrucciones para que -en caso de identificar a personas que comentan esa conducta- sean sacadas de las canchas.

“Repudiamos toda clase de insultos hacia nuestras atletas. Estamos dando instrucciones a los apoderados de la LVSF y a los miembros de la FPV a la no tolerancia. Queremos ver esto como un caso aislado, pero de seguir ocurriendo, se les dio órdenes a nuestros equipos que, en caso de identificar a estas personas con esa conducta, sean removidos inmediatamente de la facilidad”, informó en declaraciones escritas el presidente de la FPV

Trabanco añadió que “el equipo que no cumpla con sus responsabilidades se expone a multas y sanciones por parte de la Federación”.

“Entendemos que lo sucedido no debe pasar nuevamente y vamos a velar por ello, pero si pasara, pudiéramos llegar al cierre de las canchas y jugar sin fanáticos”, concluyó Trabanco.

Los ataques racistas en los partidos es algo que ocurrido en varias ligas alrededor del mundo. Por ejemplo, en marzo pasado se denunció que los jugadores de fútbol Vinicius Júnior y Nico Williams fueron víctimas de insultos racistas en la La Liga de España.

💬Ver comentarios