Tráiler de la nueva cinta animada de Warner Brothers.

De las tres películas animadas de Lego que han llegado a la pantalla grande, “The Lego Ninjago Movie” es la que se aferra más a las convenciones de entretenimiento familiar.

Hay ocasiones donde lo convencional puede ser sinónimo de aburrido, pero esto no aplica a la nueva producción de Warner Brothers que ya se exhibe en los cines de la Isla. Esta película no se apoya exclusivamente del humor subversivo post-moderno que caracterizó “The Lego Movie” o de las explosiones inconsistentes de energía hiperactiva que alteraron el ritmo de “The Lego Batman Movie”. El resultado es un filme que aprovecha al máximo la estructura narrativa tradicional y que cuenta con un atractivo más amplio para cinéfilos de todas la edades.

El guión mezcla el choque clásico entre el bien y el mal de unos jóvenes ninjas que entrenan para dominar sus destrezas especiales, con los enredos cómicos de una familia cuya disputa después de un divorcio se convierte en una situación de vida o muerte para toda una ciudad.

En el eje de este conflicto se encuentran Lloyd (David Franco), el Ninja Verde que todavía no tiene claro cuál es su poder especial y tiene que enfrentar todos los días a su papá, el supervillano Garmadon (Justin Theroux) quien está obsesionado con apoderarse de la ciudad donde vive su ex-esposa.

Después de accidentalmente activar un arma de destrucción total, el protagonista queda incrédulo cuando el Maestro Wu (Jackie Chan) le deja saber que la única forma que puede salvar al mundo es hacer las pases con su padre.  Parte del atractivo amplio de este filme es que un espectador casual no tiene que saber todo sobre el género de películas de artes marciales, para poder entender y disfrutar de lo que está pasando en pantalla. Con cada oferta la calidad de la animación de estas películas va dándole más dinamismo visual a lo que se puede hacer con estas aventuras cinematográficas construidas con juguetes Lego.

Lo otro que lo hace superior a las películas anteriores es el uso estratégico de humor para asegurarse que el mensaje del poder de la unidad familiar no se manifieste con simpleza genérica.

A eso se le suma una participación especial de Jackie Chan que confirma que su carisma y simpatía no se limita a su presencia física. Con todo esto a su favor, “The Lego Ninjago Movie” no necesita tomar los riesgos artísticos de las ofertas anteriores para dejar satisfecho a todo tipo de público.


💬Ver 0 comentarios