Vista de Joker. (AP)

Las escaleras que sirvieron de escenario para la escena final de la película Joker se han convertido en una atracción turística.

Locales y visitantes se han dado a la tarea de ubicar el lugar en el barrio neoyorquino de El Bronx donde el personaje, representado por Joaquin Phoenix, realiza su último baile. 

Una vez allí, las personas se han tomado fotos imitando gestos del Joker, posando naturalmente o incluso grabando vídeos realizando la coreografía.

En la red social Instagram las imágenes que están publicando los seguidores de la cinta llevan el hashtag de #jokerstairs.

A través de la historia, incluso antes del surgimiento de las redes redes sociales, numerosos espacios público - y muchas escaleras- donde se han realizado largometrajes de gran atractivo han corrido la misma suerte que las ahora famosas escaleras en el Bronx. Algunos ejemplos son las escaleras donde se grabó una escena de la película Rocky en Philadelphiaby las que aparecen en el filme de terror El exorcista en Nueva York.



💬Ver 0 comentarios