La profesora  Andrea Martínez, dijo que es un trabajo inclusivo   para niños videntes y no videntes. (horizontal-x3)
La profesora Andrea Martínez, dijo que es un trabajo inclusivo para niños videntes y no videntes. (Luis Alcalá del Olmo)

Estudiantes y profesores de Atlantic University College presentaron el lanzamiento del proyecto Ludus y su primer trabajo, que consiste en la creación en distintos formatos, del libro del cuento de “El Patito Feo” y en una versión adaptada a los estándares académicos del Departamento de Educación (DE).

Andrea Martínez, profesora de Actuación, y Comunicación Creativa en la universidad, explicó que Ludus es un proyecto del equipo creativo de la incubadora tecnológica de la institución, que se especializa en idear, diseñar y crear instrumentos y experiencias inclusivas.

“Le llamamos Ludus a este proyecto porque representa la armadura que utiliza el gladiador, que es el símbolo de la universidad”, señaló. En cuanto al cuento “El Patito Feo”, dijo la profesora que es un trabajo inclusivo tanto para niños videntes como para los no videntes.

“Este incluye el libro de cuento impreso y con sus ilustraciones; el libro utilizando el sistema Braille y con ilustraciones al relieve; la creación en 3D de esculturas de las escenas del cuento para que los niños puedan tocar y sentir lo que pasa en la historia; y, además, la creación de un audiolibro”, señaló Martínez.

Por su parte, Vicente Gascó, profesor de Impresión 3D en Atlantic University College, contó que la inspiración para este primer trabajo de Ludus, surgió utilizando como referencia un proyecto que se hizo en Inglaterra.

“Leí sobre un bibliotecario que vio cuando a un niño ciego le leían el cuento de ‘El Principito’. Este bibliotecario hizo esculturas de los personajes en 3D, para que el niño ciego tuviera la experiencia de que, mientras le leían el libro, él pudiera explorar los personajes. Eso me gustó y se me ocurrió que en la universidad podíamos hacer un proyecto inclusivo, algo similar a ese”, manifestó Gascó.

Varios formatos

Cuando Gascó se reunió el grupo de Ludus trajo a la mesa ese proyecto y se decidió hacerlo y ampliarlo, en varios formatos, incluyendo el sistema braille, y utilizando para ello la historia del cuento de El Patito Feo, de Hans Christian Andersen.

“Cuando investigamos, nos dimos cuenta de que las herramientas de libros en braille, especialmente en español, son escasas”, expuso Martínez.

Según la profesora, se seleccionó ese cuento por los valores universales que tiene la historia, como el “bullying”, la aceptación, el amor propio y el respeto, entre otros. y porque es un clásico bien reconocido mundialmente.

“A mí se me encomendó hacer una adaptación del cuento, tomando en cuenta los estándares académicos del DE. En esta versión que hicimos, se integraron las matemáticas, el español con los signos gramaticales y la onomatopeya, la ciencia con las estaciones del año y la diversidad de animales y sociales, con el concepto de familia y valores”, sostuvo Martínez.

El profesor Héctor Hoyo, del Departamento de Videojuegos y Animación, se encargó junto a variosde sus alumnos de hacer las ilustraciones del cuento, con los programas que se utilizan en la universidad: Photoshop e Illustrator. “Las ilustraciones son estilo acuarela y el reto mayor fue que se viera una secuencia del paso del tiempo, especialmente de las estaciones del año, en las ilustraciones”, apuntó.

Escenas claves

Ya con la historia y las ilustraciones escogieron seis escenas clave del cuento para fabricarlas en 3D.

“Las ilustraciones se utilizaron de referencia para diseñar los modelos en 3D. Se trabaja en un programa que se llama Zbrush, se esculpe digitalmente y se hace el trabajo manualmente. Todas las escenas las trabajó la estudiante Mónica Correa, bajo mi supervisión”, comentó Gascó.

Además, se implementaron las placas en braille que identifican el número de la escena, y finalmente, se trabajó con el libro en braille. Las figuras son en PLA, un plástico biodegradable que se hace a base de almidón de maíz.

“Yo no sabía nada de braille, así que fue un verdadero reto. Tuve que aprenderlo para este proyecto. La primera versión del cuento en braille, la trabajamos con un programa en códigos que traduce la letra en romano a braille. De ahí, fuimos línea por línea afinándolo”, detalló Gascó.

Una vez terminada la primera versión, la llevaron al doctor José Manolo Álvarez, profesor de la Universidad de Puerto Rico de la Facultad de Educación, quien es ciego total, y conoce muy bien el sistema braille.

“Él lo revisó y aplicamos todas sus recomendaciones. No fue hasta que se lo presentamos a Manolo, que supimos que funcionó. Se nos aguaron los ojos”, observó Gascó.

Con el doctor Álvarez también revisaron las figuras de las escenas en 3D y aplicaron sus recomendaciones.

Para la segunda versión del libro en braille se creó una tipografía en braille en español, ya que no había ninguna.

Para el doctor y profesor Álvarez, “el braille es la manera que un niño ciego se alfabetiza porque puede leer y escribir por sí mismo. En audio, el niño solo escucha y pierde la parte importante de conocer la ortografía de las palabras”.

“Esa es la importancia que tiene el braille para un niño ciego. Un estudiante ciego que no sepa leer en braille, va a ser un estudiante que va a estar en total desventaja. El mundo educativo y profesional es uno competitivo y los estudiantes ciegos deben dominar esa destreza básica de leer braille”, argumentó Álvarez.

Simultáneamente a la creación del libro impreso, del libro braille y las figuras en 3D, un grupo de estudiantes y profesores trabajó el audiolibro del cuento. La joven Taymara Sánchez fue la narradora de la historia.

La magia del cuento

La doctora Teresa de Dios, presidenta de Atlantic University College, aseguró que están muy contentos con el proyecto y orgullosos con el equipo de trabajo que lo realizó.

“Este es un proyecto que se hizo con el corazón. Se ha llevado la magia de este cuento a otro nivel, utilizando la tecnología 3D y el sistema braille. Ahora los niños que no pueden ver, también pueden leer y disfrutar de este cuento que todos leímos y amamos cuando éramos pequeños. Donde quiera que está Hans Christian Andersen en el cielo, debe estar feliz”, indicó.

Por otro lado, Yamil Medina, director creativo del proyecto mencionó que dentro de la página web de la universidad, atlanticu.edu, crearon un enlace a Ludus (está en la barra arriba donde dice Más).

Héctor Martínez fue el encargado de crear esta página web.

“Ahí tenemos todos los componentes de este proyecto para que la gente los pueda descargar gratis. Está desde la tipografía en braille en español que se creó aquí, las escenas para que se puedan bajar y replicarlas en 3D, tenemos el audiolibro y el libro impreso con sus ilustraciones en PDF”, informó Martínez.

“Queremos llevar este proyecto a través de nuestra página web para que todo el mundo tenga acceso. Queremos inspirar, y que más personas conozcan nuestro trabajo y puedan emularlo. Este es un proyecto para el mundo. Solo deben conectarse con nosotros por internet”, concluyó Medina.


💬Ver 0 comentarios