La escritora Mayra Montero es columnista de El Nuevo Día. (GFR Media) (semisquare-x3)
La escritora Mayra Montero es columnista de El Nuevo Día. (GFR Media)

Guadalajara- “En algún momento debe darse un foro del reggaetón y el narcocorrido, que son cosas muy distintas: el primero es más escéptico, no exalta el crimen, pero sí otros valores muy distintos a los que nosotros tenemos”, señaló la escritora cubana Mayra Montero, durante la primera mesa de reflexión titulada “Literaturas fronterizas” realizada en el marco de la III Bienal de Novela Mario Vargas Llosa.

La narradora, quien compartió conversación con Alberto Chimal, de México, y Carlos Franz, de Chile, cerró su participación con una frase que provocó la carcajada de varios de los 200 estudiantes becados que fueron invitados al encuentro: “La verdadera literatura fronteriza en el Caribe, hoy, es el reggaetón”.

Durante la conversación moderada por J.J. Armas Marcelo, Chimal dijo que en una época como esta se puede tener fronteras incluso en la propia vivienda, es un territorio compartido a veces imposible de cruzar. “No es sólo el aislamiento o la distancia social; mucho de nuestra vida se desarrolla en ambientes que nos crean nuevas fronteras”.

El narrador mexicano armó que todo nuestro contacto cotidiano con el mundo exterior se desarrolla en línea, a través de una pantalla, ante la cual nos sentamos ocho o 10 horas al día.

“Esa transformación va aparejada con otras que hemos vivido los últimos 20 o 30 años. Es parte de lo que están formando esas otras nuevas fronteras, no sólo las existentes entre nosotros y los vecinos, sino las fronteras que antes no existían o no estaban tan delimitadas dentro de nuestras sociedades, algo muy preocupante: todos hemos visto en línea las peleas que se dan alrededor de cualquier tema”, señaló Chimal. Dijo además que durante mucho tiempo se ha dado una relación compleja, intrincada, violenta e inevitable que implica un montón de cruces en la frontera, así como comunidades que están con un pie en ambos países porque hay intercambio de dinero y otro tipo de relaciones.

“Extraña que en este país que tiene tanta conciencia de las fronteras físicas, no tengamos conciencia del daño que producen estas fronteras intangibles, que vemos en todas partes, surgidas de las tendencias de nuestra época, probablemente animadas por los medios digitales, pero también por las peores actitudes y tendencias de nuestra propia especie”, armó el narrador que remató: “El lenguaje es el que levanta las fronteras, el que define qué es una frontera, pero también es el que permite decir la frase ‘cruzar la frontera’”.

Carlos Franz, el escritor español que ganó el II Premio de Novela Vargas Llosa que se entregó en Lima, Perú, sentenció: “Últimamente se ha dicho: después de que Europa invadió a América, América se ha vengado invadiendo al mundo con el reggaetón. ¡Así que estamos a mano!”.

Posteriormente, aseguró que las fronteras son una invención literaria en sí misma, “una línea imaginaria que hemos inventado y que nos hemos esforzado en creer en ellas, a tal punto que nos matamos los unos a los otros por esa línea imaginaria que tendemos en el suelo separando lo que está naturalmente unido”.


💬Ver 0 comentarios