La alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, reiteró que la celebración continuará para la fecha pautada.

Las Fiestas de la Calle San Sebastián son una celebración que une al pueblo de Puerto Rico anualmente. Pero este año, luego del terremoto que afectó a la isla en la madrugada del martes, y que ha provocado serios daños en la zona del sur de la isla, las opiniones se han dividido en cuanto a si deben o no celebrarse.

La alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, ha reiterado que el evento sigue en pie del 15 al 19 de enero en el Viejo San Juan, ya que son una fuente importante de ingreso para los artistas y artesanos del país, así como un importante motor de desarrollo económico.

A través de las redes sociales, sin embargo, varias personas han expresado su oposición a que se celebren, argumentando que no es momento para fiestas, ya que estamos en una emergencia. Otros, han sugerido que se use el dinero de esta celebración para ayudar a los pueblos más afectados.

Pero varios artistas, entre ellos el músico Beto Torrens y el actor Carlos Esteban Fonseca, las han defendido, estableciendo que este evento es una fuente de ingreso importante para artistas de toda la isla y que su cancelación representaría un duro golpe para ellos, especialmente para los artesanos y artesanas. Una de las propuestas de Torrens es que se cree un centro de acopio en las Fiestas de la Calle San Sebastián para ayudar a las familias afectadas.

"Las emblemáticas Fiestas de la Calle San Sebastián son una verdadera celebración de pueblo, que este año cumple su 50 aniversario. Esto coincide con los 500 años de la ciudad de San Juan Bautista. Además de ser una verdadera fiesta cultural, también representa el sustento para miles de artistas, artesanos, músicos, teatreros y comerciantes (muchos de estos sufrieron grandes pérdidas en el 2019). Hay que sacarle provecho a la movilización de cientos de miles de personas a la ciudad capital esa semana. Se deben establecer centros de acopio de comida, ropa, agua, filtros, y artículos de necesidades básicas, para ayudar a nuestra familia del oeste. Si cada persona que visita las fiestas hace un donativo de $1.00 por día, se recaudarían sobre $400,000”, propuso el músico, quien entiende que cancelar las fiestas sería “otro atropello contra la cultura y una pérdida de oportunidad para recaudar fondos y recursos para ayudar a nuestra gente del sur".

Carlos Esteban Fonseca, por su parte, le respondió al exrepresentante Víctor García San Inocencio -quien se opuso a la celebración- expresando en un mensaje publicado en Facebook que muchas personas dependen de este evento para llevar el sustento a sus familias.

“Muchos, incluyéndome, dependemos de ellas para el sustento de nuestras familias al comienzo del año. Suspenderlas pensando en la probabilidad de un terremoto, cosa que ha podido pasar en los 50 años que lleva y que es algo totalmente impredecible, y con las mismas probabilidades de siempre según los expertos, es similar a querer detener las Olimpiadas en tiempo de guerra por lo que pudiera suceder. Y mira que hemos luchado contra eso”, dijo.

Ante el argumento de que no es momento para fiestas, el animador sostuvo que entiende que es todo lo contrario. “Creo que es un excelente momento para cantar juntos. Para unirnos coreando plena y comenzar el año con un espectáculo cultural de altura que aporte a la economía nacional”, agregó el artista, quien argumentó que por qué entonces no se pide que se cancele también la Serie Del Caribe o los eventos en el Coliseo de Puerto Rico, lamentando que siempre “se corta por la cultura”.


💬Ver 0 comentarios