El artista José Antonio Torres Martinó, quien murió en el 2011, es el autor del mural ubicado en la antigua escuela Julia de Burgos.(Archivo) (horizontal-x3)
El artista José Antonio Torres Martinó, quien murió en el 2011, es el autor del mural ubicado en la antigua escuela Julia de Burgos. (GFR Media)

En una nueva movida por intentar acceso al mural del artista puertorriqueño José Antonio Torres Martinó, que se encuentra en la antigua escuela Julia de Burgos, en Carolina, el representante Denis Marquéz Lebrón, emplazó este viernes al secretario del Departamento de Transportación y Obras Públicas (DTOP), Carlos Contreras, a que intervenga, en carácter de arrendador, para que se le permita la entrada al personal del Instituto de Cultura Puertorriqueña (ICP) y a la Sucesión de José Antonio Torres Martinó.

El propósito, según se informó en comunicado de prensa, es facilitar el proceso de restauración de la obra la cual fue borrada con pintura blanca por la nueva administración de la escuela Fountain Christian Bilingual School, a quien el DTOP le arrendó la escuela por $1 el pasado mes de abril.

 “Habiendo transcurrido más de un mes sin haber obtenido respuesta del DTOP a nuestra primera solicitud para que intervenga, no solo en su carácter de arrendador sino también como responsable del inmueble y, ante la negativa del personal de la Fountain Christian Bilingual School de permitir la entrada, emplazamos una vez más al DTOP a que asuma su responsabilidad y haga todas las gestiones pertinentes para garantizar que se examine la obra a los efectos de poder rescatar y preservar la misma”, manifestó el legislador del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) en el parte de prensa.

A mediados de abril, tanto Márquez Lebrón como la profesora Margarita Fernández Zavala, advirtieron del peligro que corría la obra del artista Torres Martinó en momentos en que trascendió públicamente que la escuela Julia de Burgos había sido arrendada a la compañía Fountain Christian Bilingual School. Posterior a la denuncia, personal de la oficina legislativa del representante del PIP confirmó la “destrucción del mural” lo que motivó, entre otras acciones, a que Márquez Lebrón cursara una misiva al titular del DTOP el 20 de abril. En la comunicación Márquez Lebrón solicitó la intervención de la agencia para que se permitiera la entrada de los grupos y agencias de interés para “facilitar el proceso de restauración del mural del maestro Torres Martinó” que calificó como “parte de nuestro patrimonio cultural y nacional”.

Detalle del mural que Torres Martinó pintó en 1966.

En una segunda carta enviada este viernes al secretario del DTOP, Márquez Lebrón reiteró su petición y, además, solicitó al jefe de agencia una reunión para discutir el asunto. Según el Portavoz del PIP en la Cámara de Representantes, “el DTOP, como dueño en pleno dominio de la propiedad, tiene derecho a que se les permita la entrada a sus empleados o representantes autorizados, a los fines de examinar la propiedad, cuantas veces sea necesario”.

Las expresiones del líder independentista ocurrieron durante una vista ocular de la Comisión de Salud de la Cámara de Representantes en la isla municipio de Vieques.

Cabe destacar que recientemente el director del Instituto de Cultura Puertorriqueña, Carlos Ruiz Cortés, expresó en entrevista con este medio que la agencia no tiene potestad en ley para intervenir con el mural, más allá de informarle a la escuela la importancia de conservar la obra.

Torres Martinó entrando a su retrospectiva, celebrada en el Museo de Arte de Ponce, en el 2005.

Reconocidas figuras de la cultura, entre ellas el maestro Antonio Martorell y la maestra Myrna Báez, se han expresado sobre esta situación, defendiendo el legado de Torres Martinó, quien falleció en el 2011. Esta semana, de hecho, la directora del Museo de Arte Contemporáneo de Puerto Rico, Marianne Ramírez, escribió una columna informando que la Asociación de Museos de Puerto Rico se ofrecía para ayudar al ICP a crear un inventario de las obras de arte en las escuelas y edificios públicos del país, así como para ayudar en la conservación de las piezas.

Hasta el momento, la secretaria del Departamento de Educación, Julia Keleher, así como el secretario del DTOP, Carlos Contreras, no se han expresado sobre la destrucción de esta obra que forma parte del patrimonio cultural del país. Este medio, en tanto, ha tratado de conseguir una reacción de la Fountain Christian Bilingual School, pero han declinado emitir comentarios.




💬Ver 0 comentarios