Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

(GFR Media)

La Escuela de Artes Plásticas y Diseño de Puerto Rico (EAPD), ubicada en el Viejo San Juan, se encuentra en el ojo público luego de que varios alumnos denunciaran a través de las redes sociales su malestar ante una serie de decisiones que ha tomada la administración y que entienden van en detrimento de su matrícula.

La contratación de profesores sin la debida preparación, la reducción de horarios en los talleres de trabajo y los supuestos límites para manifestarse, fueron algunos de los reclamos que expusieron el miércoles durante una asamblea estudiantil, celebrada en la institución.

Así lo explicó Rocío Tejada, presidenta del Consejo de Estudiantes de la EAPD, quien se mostró preocupada ante el nuevo reglamento estudiantil que busca aprobarse y, que según dijo, limitaría el derecho a expresarse.

“Ahora mismo se quiere aprobar un reglamento que tiene la capacidad de sancionar a un estudiante por llevar a cabo un performance sin previo aviso cuando el performance es algo espontáneo. También hay unas restricciones en cuestión de cómo el estudiantado se puede manifestar en los predios, limitando simplemente al Consejo de Estudiantes a que sea reconocido como la única voz del estudiante cuando cada estudiante puede tener su opinión”.

Indicó que hace varias semanas, un grupo de estudiantes realizó un performance en el patio del edificio de diseño, donde escribió con tiza un manifiesto artístico a modo de crítica. La administración, según contó, no estuvo de acuerdo con esta expresión porque incluía la palabra “eyaculación”, y lo mandó a borrar.

“Estas personas reaccionaron de una forma poco profesional porque si estás bregando con artistas se supone que entiendas. Los estudiantes solo querían llevar una expresión artística, una crítica. En ningún momento se atacó a nadie. Era una expresión abstracta de lo que estaba pasando y ningún compañero se ofendió al respecto”, indicó Tejada, quien dijo que la reacción que recibió esta expresión proviene “de alguien que, al parecer, no entiende que está en una escuela de artes plásticas y diseño donde este tipo de manifestación es lo natural”.

La presidenta del Consejo de Estudiantes señaló que otra preocupación que existe es con relación al Departamento de Pintura, donde se ha prescindido de profesores experimentados por otros que, a su entender, no cuentan con la preparación necesaria. “Cuestionamos todas las renuncias y los despidos que han ocurrido en los pasados años y preguntamos qué tipo de condiciones esta dirección está poniendo en esta institución. Estamos perdiendo cada vez más personal que tiene conocimiento sobre qué es la escuela y llegan profesores que no están capacitados o no están comprometidos con sus clases nicon la enseñanza, lo que afecta el desarrollo del estudiante”, opinó.

En cuanto a los talleres de trabajo, que son vitales para el desarrollo artístico, dijo que desde enero operan hasta las 9:00 p.m., cuando antes era hasta las 12:00 a.m..Y que se quiere “limitar” su uso para trabajos de clase, cuando siempre han funcionado libremente.

“Limitar el taller exclusivamente para trabajo de la escuela, algo que ya hacemos durante las clases, es limitar nuestra creatividad a los temas que nos imponen los profesores”, precisó la presidenta del Consejo de Estudiantes.

Durante la asamblea estudiantil, sostuvo Tejada, se aprobó redactar una serie de cartas con todas las demandas de los estudiantes con la esperanza de que la administración tome acción. “Se va a dar la oportunidad a que estas personas nos respondan y, de no ser el caso, el estudiantado va a proceder a manifestarse. Sabemos que quieren usar este reglamento en contra del estudiantado. Quieren crear miedo, pero nosotros nos vamos a mantener consistentes en nuestros reclamos”, concluyó.

Reacciona la rectora

La rectora de la EAPD, Ileana Muñoz Landrón, negó ayer que la administración busque aprobar un nuevo reglamento estudiantil para sancionar o limitar las manifestaciones de los estudiantes. Indicó que durante los pasados meses se ha discutido este reglamento con el Consejo de Estudiantes, que ha tenido “la oportunidad de revisarlo y ofrecer sus opiniones”.

“Creo que se les ha dado espacio demás para que ellos traigan sus observaciones y se les ha considerado, cuando hay instituciones que ni siquiera le consultan ni dejan que los estudiantes participen de este proceso”, dijo, precisando que los estudiantes, al igual que la facultad, han presentado sus recomendaciones.

Al cuestionarle si dicho reglamento limita las expresiones de la matrícula, dijo que el abogado de la institución, Francisco González Magaz, lo único que le explicó al Consejo de Estudiantes es que “la ley establece que no puede haber huelga”. “Pero las manifestaciones, no. Él se los explicó ese día”, sostuvo. Aseguró que no hay nada que limite expresarse, pero que se debe seguir un proceso de solicitud del espacio que quiera ocuparse.

“Eso es todo lo que se les está diciendo a ellos. Ustedes pueden manifestarse o hacer alguna manifestación artística, siempre y cuando caiga dentro de lo que es el reglamento”, aseguró. Precisó que para usar los patios interiores, también se debe seguir el mismo protocolo. “Le expliqué al Consejo que tiene que tomar en consideración que somos una población diversa. Nosotros ahora mismo tenemos niños que vienen con sus padres a matricularse en el campamento de verano, y pues, hasta cierto punto no puede ser ni algo pornográfico (lo que presenten), y si fuera el caso porque en las artes hay una diversidad, pues que me notifiquen 'vamos a hacer esto, puede que haya algún contenido sexual' y me encargo de que si viene un papá con un nene el guardia le diga”.

¿Pero eso no sería censura previa?, se le cuestionó. “No, porque no se le está diciendo que no lo haga. Lo que se está diciendo es 'tengo que tomar medidas de precaución porque tengo una población diversa'. Al indagar si ha habido alguna queja de algún padre con relación a alguna expresión artística, Muñoz Landrón dijo que no. Sobre la reducción de horario en los talleres de trabajo, la rectora indicó que la decisión se tomó por seguridad. Aseveró que actualmente la institución cuenta con dos guardias de seguridad que ofrecen servicio a los dos edificios de la universidad y teme que si pasa algo, no haya quien pueda resolver. “Nos preocupa mucho que el estudiante se quede hasta la 1:00 o 2:00 a.m. y le pase algo en un taller y no haya nadie”, sostuvo. En cuanto a la situación de la contratación de profesores en el Departamento de Pintura, opinó que es “un conflicto de facultad que lamentablemente ha traspasado a los estudiantes”.

“Lo que te puedo decir es que los profesores del Departamento de Pintura son los que más tiempo llevan en la escuela, son personas de mucho prestigio. El problema de dirección de ese departamento viene de muchos años y te diría que es más un conflicto de los mismos facultativos. Pero me reuní con el Consejo Académico y el Consejo de Estudiantes y creo que la cosa está más tranquila”, terminó la rectora.


💬Ver 0 comentarios