Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Máximo Colón presentará su exhibición hasta el 8 de abril. (Angel Rivera García)

Los ojos del fotógrafo puertorriqueño Máximo Colón son tristones, como dos lágrimas quietas que no acaban de caer. Su sonrisa, en cambio, es todo lo contrario. Es una mueca constante de alegría. De esas que contagian. Pero tanto sus ojos como su sonrisa, abrazan.


💬Ver 0 comentarios