Meechot Marrero, soprano lírica,  aparecerá en el documental "Voces", dirigido por Sonia Fritz.
Meechot Marrero, soprano lírica, aparecerá en el documental "Voces", dirigido por Sonia Fritz. (ELNUEVODIA.COM)

Desde hace mucho tiempo, la cineasta Sonia Fritz tenía en mente la creación de un trabajo donde se presentara la vida y trayectoria profesional del barítono Justino Díaz. Más que un deseo, era una preocupación, ya según la directora de cine la historia de Díaz es lo suficientemente importante como para contar a las nuevas generaciones.

La pandemia actual sirvió de detonante creativo y para servir de resorte para comenzar un proyecto mucho más ambicioso y completo, donde el enfoque pasará de una figura de la música hacia una serie de cantantes líricos puertorriqueños que han hecho sus carreras profesionales fuera de Puerto Rico.

Así nació lo que será el documental “Voces. (Puertorriqueños en el mundo)”. “Cuando entramos en la pandemia, me di cuenta de que realmente la música era lo que nos estaba salvando, por lo se que veía en las redes sociales”, indicó Fritz, quien ha dirigido documentales como “Después de María: Las dos orillas”, “Luisa Capetillo: Pasión de justicia” y “15 Faros de Puerto Rico”, entre otros. “Entonces pensé por qué no hacer algo de músicos puertorriqueños que han aportado tanto, que están realmente trabajando alrededor del mundo”.

De esta manera, Fritz se unió a las productoras Lonka Álvarez, quien ha laborado con Ópera de Puerto Rico y ha sido regidora de muchas producciones de ópera, y a Anabelle Mullen, con una larga trayectoria en el cine, para hacer la selección de las figuras que aparecerán en el documenta. Al principio eran cinco figuras, pero la lista está en crecimiento.

Hasta el momento, además de Justino Díaz, ya hay cinco tenores y sopranos confirmados de los cuales se mostrará en pantalla sus formaciones, experiencias, luchas, y éxitos. Esto incluye a Ana María Martínez, soprano que fue nombrada como la primera asesora artística de la Houston Grand Opera en Texas; Rafael Dávila, tenor, quien viaja a los escenarios más importantes de la ópera en Estados Unidos, como el MET Opera y el Chicago Lyric Opera, entre otros; Joel Prieto, tenor, formado en el Coro de Niños de San Juan y el Conservatorio de Música de Puerto Rico y ganador de la competencia internacional Operalia y ahora con una importante carrera en Berlín, Barcelona y París, entre otros escenarios europeos; Meechot Marrero, soprano lírica, graduada del Conservatorio de Música de Puerto Rico y de Yale University, y ahora bajo contrato con la Deutsche Oper Berlin y Komish Oper Berlin, en Alemania; y Laura Pabón, recién graduada del Conservatorio de Música de Puerto Rico y actualmente en su segundo año en Mannes School of Music en Nueva York. Es hija del maestro Roselín Pabón, director de orquesta y de Diana Figueroa pianista y profesora.

“A través de los testimonios, cotidianidad, ensayos, reuniones familiares, clases magistrales y presentaciones destacadas, presentaremos la trayectoria de estos puertorriqueños que recorren el camino trazado por tantas otras voces maravillosas de la isla: Antonio Paoli, Pablo Elvira, Justino Díaz, Margarita Castro, Antonio Barasorda, entre muchos otros”, comentó Fritz, quien es profesora en la Universidad del Sagrado Corazón. Está en agenda que “Voces” esté listo para finales de 2021.

Recolección de fondos

La primera fase de la producción del documental fue financiada con dinero que salió de un fondo de desarrollo provisto por el Programa Ibermedia, que apoya producciones en toda América Latina y algunos países en Europa. Sin embargo, debido al alto costo que conlleva grabar con nueva tecnología como 4K y por el hecho que tienen que continuar con las filmaciones fuera de Puerto Rico, como Berlín, Madrid, Houston y Nueva York, se abrió una página de recaudación de fondos en Indiegogo (https://www.indiegogo.com/projects/doc-voices-puerto-ricans-around-world#/). El dinero que se recaude no será suficiente para costear todos los gastos, pero sí les dará un impulso para poder comenzar la siguiente fase de producción.

“El cine necesita dinero para poder financiarlo, sobre todo si quieres llegar a pantalla grande. Ahora estamos filmando en 4K de alta calidad, que es lo mínimo que te piden las plataformas de distribución. Eso implica el uso de un equipo, además de que te tardas más tiempo en la edición, porque la data es más pesada y nos pone más presión a la producción”, comentó la directora de películas como “El beso que me diste” y “Una historia en común”. “A eso hay que añadirle que desgraciadamente en la isla la cultura ha perdido apoyo, muy específicamente con esta administración, y el cine muy en particular. Por esa falta de apoyo del organismo hemos tenido que recurrir a buscar ayuda y financiamiento de otras maneras. Veremos a ver qué pasa a partir de enero, pero ojalá y haya más apoyo por parte del Gobierno hacia todo lo que tenga que ver con la cultura”.